miércoles, 1 de junio de 2016

Revelan Tratado Secreto USA - Arabia Saudí Petro-Dólares 1974



Cuando las teorías de conspiración se convierten en realidad, o quizas siempre fueron verdad.
Después de 41 años de acuerdo a la ley de transperencia del gobierno de USA se hace público como fue que se hizo el deal de los famosos petro-dólares entre USA y Arabia Saudí en 1974.

A raíz de la victoria de Israel sobre todos sus enemigos árabes y rusia en la Guerra de Yom Kippur en 1973 y también gracias a la ayuda de Nixon de enviar todo el apoyo militar posible, en 1974 el cartel de la mafia de la OPEP lleva a cabo el embargo de petróleo y doblegar a USA en donde la economía prácticamente colapsa.

El fracaso no era opción así que Nixon comisionó a William Simon, secretario de tesoreria, un ex trader de bonos de Salomon Brothers para negociar con los saudí.
El deal era muy sencillo: USA le comprará petróleo a Arabia Saudí, y proveera al reino con armas y equipo y a cambio los saudí comprarn bonos y tesoros del estado para así financiar la deuda que ya USA habia creado a raíz de la guerra de Vietnam cuando Nixon eliminó el gold standard en 1972 y comenzó la era de la hiperinflación.

Hoy día el reino de Arabia Saudí tiene invertido $750B en certificados de tesoreria y bonos de la nación más segura del mundo para invertir.

Hace 41 años, EE.UU. trazó un plan de vida o muerte en sus relaciones con Arabia Saudita que ha marcado las siguientes cuatro décadas de su política exterior con Riad. 

La agencia Bloomberg ha hecho públicos los detalles de un polémico acuerdo entre EE.UU. y Arabia Saudita que se ha mantenido en secreto desde julio de 1974. Según el mismo, Riad había de poseer títulos de deuda estadounidense por una cantidad de 117.000 millones de dólares y Washington, por su parte, se comprometió a proporcionar a los sauditas apoyo militar y logístico y a comprar su petróleo.

"Ese año, la crisis del petróleo había dado en el blanco. Un embargo de las naciones árabes de la OPEP –una venganza por la ayuda militar de EE.UU. a los israelíes durante la guerra de Yom Kipur– multiplicó por cuatro los precios del petróleo. La inflación se disparó, el mercado de valores se derrumbó y la economía de EE.UU. cayó en picado", contextualiza la agencia.

Según Bloomberg, el objetivo real del viaje realizado por William Simon, recién nombrado secretario del Tesoro de EE.UU., y su adjunto, Gerry Parsky, a Arabia Saudita en julio del 74 se mantuvo en estricta confidencialidad por parte de la Administración de Nixon: "Neutralizar el crudo como arma económica y encontrar una manera de convencer a un reino hostil para financiar el creciente déficit de EE.UU. con su riqueza en petrodólares recién descubierta".

10 meses después del inicio de la guerra de Yom Kipur –conflicto bélico librado por la coalición de países árabes liderados por Egipto y Siria contra Israel– en todo el mundo árabe existía una gran animosidad contra EE.UU. por su apoyo a Jerusalén. Según cables diplomáticos, en ese momento el mayor miedo del rey saudita Faisal bin Abdulaziz Al Saud era que el dinero del petróleo terminara "directa o indirectamente" en las manos de su mayor enemigo en forma de asistencia adicional estadounidense.

Tras la firma del acuerdo quedaba una última petición: el rey saudita exigió que las compras del Tesoro del país se mantuvieran "en estricto secreto".


Una fuente anónima del Tesoro de EE.UU. citada por la agencia afirma que el volumen de la inversión saudita en la deuda nacional estadounidense es aproximadamente dos veces mayor que lo que dicen las estadísticas oficiales. De esta forma, la cifra actual representa solo el 20% de sus 587 millones de dólares de reservas exteriores, muy por debajo de los dos tercios que los bancos centrales suelen mantener en activos de dólares.

Según apuntan varios analistas, Arabia Saudita oculta la cantidad real de los bonos estadounidenses con la ayuda de operaciones a través de centros financieros 'offshore'.

"Mientras el colapso del petróleo ha aumentado la preocupación de que Arabia Saudita tenga que liquidar sus bonos del Tesoro para recaudar dinero en efectivo, surge una más problemática: el espectro del Reino usando su holgada posición en el mercado de deuda más importante del mundo como arma política al igual que lo hizo con el petróleo en la década de 1970", alerta Bloomberg.

En abril de este año, Arabia Saudita advirtió de que comenzaría a vender hasta 750 millones de dólares en bonos del Tesoro y otros activos si el Congreso de EE.UU. aprueba una ley que haga a Riad responsable ante los tribunales estadounidenses por los ataques terroristas del 11-S. El proyecto de ley, que fue aprobado en el Senado el pasado 17 de mayo, se encuentra actualmente en la Cámara de Representantes.

Fuente: Bloomberg-RT

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué piensas de esto? Tus comentarios pueden ser anónimos o no, y serán muy agradecidos, por más corto que sean. Sé respetuoso.