jueves, 13 de noviembre de 2014

El dinar de oro, la moneda del Estado Islámico


El dinar de oro, la moneda del Estado Islámico

  • 'Lo mejor para el IS es contar con su moneda sin depender del favor de nadie' , dicen

  • El comunicado insta a los musulmanes a abandonar los dictados de Wall Street

  • 'Los creyentes tienen que dejar de usar el dólar para derrumbar de la economía de EEUU'

El Estado Islámico sigue construyendo su califato bajo el plomo enemigo. Su penúltima misión es acuñar moneda propia, rescatando el dinar de oro que alumbraron los primeros califas de la historia y soltando amarras con el dólar que han usado para una fortuna multimillonaria .
"Lo mejor para el Estado Islámico es contar con su propia moneda sin depender del favor de nadie ni transitar un camino ajeno", declara un comunicado de la organización al que ha tenido acceso EL MUNDO. El documento -elaborado por el departamento de asuntos religiosos del IS (Estado Islámico, por sus siglas en inglés) en Mosul- fue leído el pasado viernes en las mezquitas de Nínive, la provincia del norte de Irak controlada casi en su totalidad por el grupo yihadista.
El texto insta a los musulmanes a abandonar los dictados de Wall Street y reconciliarse con su pasado islámico. "Los creyentes tienen que dejar de usar el dólar y recuperar el oro y la plata para participar en el derrumbe de la economía de los cruzados estadounidenses y no caer cuando ellos caigan", esboza una arenga que a largo de cuatro páginas alterna las aleyas del Corán con proclamas contra el gigante americano y lecciones de historia económica del islam.
"Los europeos y los estadounidenses han dominado la economía del mundo. Nos obligaron a tratar con billetes que tenían el mismo valor que el oro. En 1971 esa relación se rompió porque así lo ordenó el Banco Central de EEUU, propiedad de judíos. Fue un gran engaño", señala el sermón desempolvando aquel estío de 1971 cuando el entonces presidente de EEUU Richard Nixon, acabó de un plumazo con la convertibilidad del oro/dólar, trastocando el modelo monetario surgido de Bretton Woods en 1944.
El plan del IS -que ha consolidado una sólida estructura liderada por el auto proclamado califa Abu Bakr al Bagdadi- es dotarse de una moneda, el dinar de oro, que -detalla el texto- tendría grabada en una de sus caras la shahada (profesión de fe islámica): ""La ilah illa Allah, Muhammad rasul Alah" ("No hay más Dios que Alá. Mahoma es el profeta de Alá", en árabe). "Hay que acuñar monedas propias con la 'shahada'", insiste el documento.
Para justificarlo, se remonta a los primeros años del islam. "Al principio el pueblo empleaba el trueque. Luego trató con el oro y la plata, y más tarde surgió la moneda. (...) el califa Omar Ibn al Jatab (el segundo gobernante tras la muerte de Mahoma) fue el primero en acuñar el dirham (de plata)", rememora el comunicado del IS difundido en las mezquitas del califato. El dinar -usado aún hoy en varios países árabes- era originariamente de oro y equivalía a unos 4,3 gramos de ese preciado metal.
La organización yihadista -que ha hecho sombra a Al Qaeda en el liderazgo del yihadismo internacional y consolidado su gobierno en un territorio a caballo de Siria e Irak que habitan unos 11 millones de almas- quiere así borrar cualquier rastro del "enemigo" occidental que bombardea desde agosto sus enclaves y exhibir una vez más su poderío.
El IS ha amasado una fortuna con el contrabando de petróleo -que, en una muestra de enorme pragmatismo, vende a los vecinos con los que litiga como el régimen sirio de Bashar Asad o el Kurdistán iraquí-; las extorsiones; los impuestos aplicados en las zonas bajo su yugo; los secuestros o las propiedades inmobiliarias de los cientos de miles de personas que han huido de su terror, principalmente miembros de las minorías cristiana, chií o yazidí.
Precisamente este miércoles la sucursal israelí de la prestigiosa revista 'Forbes' ha situado al IS como el grupo terrorista más rico del planeta, con unos ingresos anuales que alcanzan los 2.000 millones de dólares. Según algunos expertos citados por la publicación, el IS ha levantado su emporio a través de la extorsión, los rescates millonarios de rehenes, las donaciones privadas -procedentes, en buena parte, de las monarquías del golfo Pérsico-, el mercado negro de petróleo y los saqueos de bancos.

Fuente: ElMundo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué piensas de esto? Tus comentarios pueden ser anónimos o no, y serán muy agradecidos, por más corto que sean. Sé respetuoso.