miércoles, 1 de octubre de 2014

La Historia del misionero que nunca fue y los jugos Welch



El llamado que un joven misionero pensó que tenía pero Dios tenia uno más grande para el y era crear la empresa de jugos Welch para equipar y enviar a los misioneros a las naciones.

 "Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos--declara el SEÑOR". Isaías 55:8

 El sueño de su vida era ser obrero para el Señor, y parecía como si finalmente se fuera a hacer realidad. Sentado en la oficina de una agencia encargada de este labor, el nervioso joven le aseguró al entrevistador que él y su flamante esposa estaban decididos a trabajar duro, administrar sus recursos como buenos mayordomos, y procurar que se proclamara a Cristo al mayor número de personas posible. Confiaban en que todo su futuro estaba saliéndole a pedir de boca.

Favor hacer click aquí para leer el resto del artículo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué piensas de esto? Tus comentarios pueden ser anónimos o no, y serán muy agradecidos, por más corto que sean. Sé respetuoso.