jueves, 25 de septiembre de 2014

Netanyahu: Irán es la principal amenaza de Israel el nuevo año

Bibi por 10 años ha estado diciendo que la principial amenaza de Israel es Irán y su bombas nucleares. 
Ahora que la guerra se ha enfocado en "destruir" al EI sunita, los chiitas del regimen de Teherán se fortalecerán.

El primer ministro, Biniamin Netanyahu, aseguró que el principal peligro que afronta el país para el Año Nuevo judío, es "el matrimonio entre el Islam militante y las armas nucleares, es decir Irán".
En una entrevista exclusiva publicada por el diario "Jerusalem Post", el primer ministro revisó apenas un mes después de la última contraofensiva en Gaza los principales retos del último año y analizó los desafíos de cara al futuro.

"Es la amenaza más grande a corto, medio y largo plazo para Israel y para el mundo Los islamistas militantes… tienen ambiciones globales. No sólo ambiciones para dominar Oriente Medio sino también ambiciones retorcidas para imponer su horrible creencia en todo el mundo", opinó el mandatario.
“No hay lugar para los infieles. No hay lugar para los judíos, cristianos y laicos”.

“No hay libertad para las mujeres que son tratadas como esclavas, ni para los homosexuales, ni para las minorías que son perseguidas o aniquiladas”.

El peligro, subrayó Netanyahu, no sólo lo encarna la potencia persa, sino que es equiparable al daño que el Estado Islámico (EI) podría causar al resto del mundo en el caso de adquirir capacidad bélica nuclear o química.
“Imagine al Estado Islámico con armas químicas, o con armas nucleares. Esto es efectivamente lo que usted tendría con Irán que está gobernado por una militancia islámica que no sabe de límites.”
"Esta es una gran amenaza para el mundo, pero en primer lugar para nosotros. Porque nosotros somos la avanzada de la civilización que tanto aborrecen y desean borrar de la faz de la tierra. Ellos dicen mucho. Y es lo que quieren decir, les tomo la palabra", abundó Netanyahu.

Preguntado sobre la voluntad mostrada por Irán de luchar contra el Estado Islámico, aseguró que se trata solo de disputas internas sobre quien va a gobernar al mundo islámico, motivadas por sus propios intereses y añadió que son las mismas razones por los que Hezbollah y el presidente sirio, Bashar al Assad, quieren combatirles.
Asimismo, reafirmó la idea de que el Estado Islámico y el movimiento terrorista islámico Hamás, son diferentes caras de a misma moneda.

"La ambición compartida más grande es el dominio regional y, en última instancia, global, sin contemplar los derechos humanos, el pluralismo o la democracia, sino más bien la adhesión a la violencia contra su propio pueblo y todos los demás", explicó.

A este respecto, Netanyahu destacó la importancia de "diagnosticar correctamente" las amenazas terroristas, incluso cuando la respuesta puede no ser evidente o "políticamente correcta".
Y consideró que la comunidad internacional y en particular "algunos vecinos árabes" comienzan a dar los primeros pasos para protegerse contra los actuales desafíos.

En cuanto a las conversaciones indirectas en ciernes con Hamás para lograr una tregua permanente tras el conflicto, que se reanudarán el próximo octubre, el premier se mostró firme en su demanda de defender el desarme del grupo islamista como única garantía para proteger la seguridad del país.
"Cuando Gaza esté desmilitarizada y abandone su objetivo de destruir a Israel, estamos abiertos a considerar cualquier cosa. Pero esto presupone la pacificación del Gaza y vínculos de paz", afirmó Netanyahu.

"Esa ha sido siempre nuestra posición. No nos oponemos a un puerto marítimo en ningún país árabe", añadió en referencia a una de las principales peticiones de Hamás para la Franja.
En esta línea, insistió en la necesidad de ir a través de a través del canal egipcio para defender la seguridad del país y para que se “permita la reconstrucción de Gaza y la asistencia humanitarias bajo nuestros requerimientos de seguridad”.

Netanyahu dijo que la iniciativa de paz saudita se refiere otro período, es decir antes del ascenso de Hamás, antes de que el Estado Islámico tomara partes de Irak y Siria – desmantelando efectivamente a esos países-, antes de que Irán acelerara su programa nuclear y de que Al Qaeda tomara el lado sirio de las Alturas del Golán.

El primer ministro apuntó al cambio de posturas en la región, donde muchos países vecinos "han dejado de ver a Israel como a un enemigo vital".
Ante el fenómeno, no descartó las múltiples opciones de cooperación para una paz realista que abre este cambio, ante el que, sin embargo, resolvió que lo más responsable es mostrar precaución.

Fuente: EFE y Aurora

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué piensas de esto? Tus comentarios pueden ser anónimos o no, y serán muy agradecidos, por más corto que sean. Sé respetuoso.