martes, 19 de agosto de 2014

¿Por qué el EI tolera más a los cristianos que a los yasidíes?


"Nos persiguen, quieren que nos convirtamos, que nos muramos o matarnos a todos. Los cristianos tienen la opción de pagar un diezmo, pero nosotros no». Las declaraciones a ABC de Aido Ali Jabar -autoridad yasidí en Erbil- resumen la brutal realidad a la que se enfrenta el pueblo yasidí.

El radical Estado Islámico siembra el terror en Irak y Siria. Con el único propósito de imponer la Sharía, el «califa» Al Baghdadi -líder del EI- busca, captura, y ejecuta a todo aquel que no se someta a su interpretación del Corán, la única válida para los extremistas. Su objetivo predilecto es el pueblo yasidí, calificado como «adoradores del diablo» por los islamistas.

Odio ancestral

Los yasidíes adoran al ángel del Pavo Real, el que está considerado por las religiones monoteístas de la región como el demonio o Satanás. Pero el verdadero motivo por el que son perseguidos por los radicales suníes es que éstos creen -erróneamente- que el nombre procede de Yazid ibn Muawiya (645-683), el profundamente impopular segundo califa de la dinastía de los Omeya que, según la historia, mandó combatir y asesinar a Husayn ben Ali en el 680.
La oleada de violencia empezó hace siete años, cuando un atentado suní con varios coches bomba segó la vida de más de 800 personas, la mayoría yasidí, en la región de Sinyar. Desde entonces, los asesinatos se hicieron cada vez más frecuentes.

Supuesta tolerancia con los cristianos

Aunque la mayoría de cristianos han huido de los principales bastiones del EI en Irak y Siria, y muchos hayan sido víctimas de la barbarie islamista, llama la atención que los radicales «toleren» en teoría y por ley, a una minoría que ni siquiera comparte el Corán con ellos.
Los yihadistas afirman que los cristianos pueden vivir «a salvo» dentro del EI siempre y cuando paguen un diezmo al estado en concepto de «dihmma» a cambio de «protección», -tomado del derecho islámico- además de no profesar públicamente su religión, un caso único de entre las demás minorías: turcomanos, chabaquíes y yasidíes.
La razón detrás de la supuesta «tolerancia», es que según un juez del tribunal islámico para asuntos no musulmanes del EI, Abu Abdula, -contó en declaraciones a ViceNews- los cristianos hicieron un pacto con Al Baghdadi el 23 de enero de 2014 y establecieron un «contrato». Dicho pacto establecía que si se negaban a convertirse al Islam debían pagar un diezmo para no musulmanes al estado, como dicta el Corán.

Fuente: ABC

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué piensas de esto? Tus comentarios pueden ser anónimos o no, y serán muy agradecidos, por más corto que sean. Sé respetuoso.