domingo, 27 de julio de 2014

UN BREVE COMENTARIO AL LIBRO DE ROMANOS (CAPÍTULOS 9,10,11)


Por Dionisio M.

Que el Señor Jesús (Yeshúa) continúe bendiciéndonos…

Versículo base:

25. Porque no quiero, hermanos, que ignoréis este misterio, para que no seáis arrogantes en cuanto a vosotros mismos: que ha acontecido a Israel ENDURECIMIENTO EN PARTE, hasta que haya entrado la PLENITUD DE LOS GENTILES; 26. y luego todo Israel será salvo, como está escrito:
Vendrá de Sion el Libertador, Que apartará de Jacob la impiedad. 27. Y este será mi pacto con ellos,Cuando yo quite sus pecados.

28. Así que en cuanto al evangelio, son enemigos por causa de vosotros (los gentiles); pero en cuanto a la elección, son amados por causa de los padres (Abraham, Isaac, Jacob/Israel). 29. Porque irrevocables son los DONES y el LLAMAMIENTO de Dios. (Romanos 11.25-29)

Estoy usando estos versículos como (base) de mi comentario, ya que es necesario decir que si esta enseñanza apostólica de Pablo no se identifica (adecuadamente) como debe ser, es muy probable que alguien concluya “erróneamente” con ella como enseñó Calvino, como por ejemplo, -cito- “Dios tiene misericordia SOLO con aquellos que él quiere salvar, y “endurece” a los otros que quiere condenar”, de lo cual esto NO ES CIERTO. Y los versículos que siguen empleando los (falsos exegetas) para “torcer las Escrituras” son:

v. 15. Pues a Moisés dice: Tendré misericordia del que yo tenga misericordia, y me compadeceré del que yo me compadezca.
v. 16. Así que no depende del que quiere, ni del que corre, sino de Dios que tiene misericordia.
v. 17. Porque la Escritura dice a Faraón: Para esto mismo te he levantado, para mostrar en ti mi poder, y para que mi nombre sea anunciado por toda la tierra.
v. 18. De manera que de quien quiere, tiene misericordia, y al que quiere endurecer, endurece. (Romanos 9.15-18)

PERO PREGUNTAMOS:

¿En verdad esta escritura estaría diciendo, que Dios está usando Su Soberanía y misericordia, para salvar a unos y condenar a otros? (su servidor lo niega)
Lo que realmente esta Escritura está confirmando sin lugar a dudas es LA ELECCION Soberana que Dios hizo en relación a la Nación de Israel. Esto es comenzando con el Hijo de la promesa que es Isaac. Y seguidamente, con Jacob en vez de Esaú. Mas esta elección aun se ve que continua en el nuevo pacto de la gracia, donde Pablo lo hace VER más evidente, cuando dice que aun en este tiempo ha quedado un remanente “escogido por gracia” (Romanos 11.5).

 El propósito de Pablo no es decir, que Dios extiende Su misericordia solo a aquellos que Él quiere salvar, y que endurece a los otros quiere condenar, sino que tanto la fe del judío creyente, como la incredulidad de aquellos que aun no han creído, no es que sea debido a cierta actitud propia, pues solo se trata del propósito de Dios. “pues no habían aún nacido, ni habían hecho aún ni bien ni mal, para que el [propósito de Dios] conforme a LA ELECCIÓN permaneciese, no por las obras sino por el que LLAMA.” (Romanos 9.11).

EXAMINEMOS
(Capitulo 11)

Un misterio de endurecimiento:

“Porque no quiero, hermanos, que ignoréis este misterio, para que no seáis arrogantes en cuanto a vosotros mismos: que ha acontecido a Israel ENDURECIMIENTO EN PARTE” (v. 25).

En cuanto a los gentiles (o ya sea en sentido general), es erróneo decirles desde un pulpito, que la salvación de Dios no depende del que quieren ni del que corra, sino de Dios que tiene misericordia, por la escritura claramente está hablando de la elección de Israel (el pueblo con el cual Dios comenzó a tener trato), es decir, hay que leer todos los capítulos COMPLETOS, en este caso comenzando desde el capitulo (9, 10, y 11) para no caer en “especulaciones”.

Pensemos por un momento: ¿Si este endurecimiento según Dios (no el hombre) solo es en referencia a los judío (Romanos 11. 25-28), por qué entonces habría de interpretarse una “elección” para los gentiles?

¿En qué consiste lo erróneo?

Primeramente, porque el misterio de endurecimiento mencionado solo es en referencia al pueblo judío. Y segundo, porque se pervierte la forma en cómo es presentado el Evangelio a los hombres. La Biblia dice: “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que TODO AQUEL que en él CREE, no se pierda, mas tenga vida eterna.” (Juan 3.16) Y es exactamente de esa forma como debiéramos de predicar en los pulpitos; ya que el mensaje de Dios SIEMPRE estará en decirle al pecador que se arrepienta y crea en Jesús porque (solamente) en él está la salvación de su alma.
Pero, qué pasaría si todos nosotros comenzáramos a decirle al mundo, que Dios se reserva amar y salvar solo a los elegidos, y que a los demás Él los endurece a propósito para que continúen perdidos? A esta clase de mensaje no se le puede llamar de otra manera, sino que “torcer las Escrituras”.

El decreto Divino es: “para que todo aquel que en él cree, no se pierda”. El decreto del Señor NO DICE [para que todo aquel que haya sido elegido no se pierda], sino que dice: “para que todo aquel que EN él cree, no se pierda”. Un punto de referencia que deberíamos de usar (predicadores, pastores, y maestros) es, que todo el asunto en cuanto a la salvación radica solamente EN Él (Jua. 1.4; Juan 3.16; Col. 2.9-10; Fil. 4.13; Efe. 1. versículos 1,2,10,12,13; Mar. 16:17-18 entre otras…)

Por tanto: Si comprendiéramos este principio, que todo está solo EN Él, entonces sería más fácil abstenerse de seguir enseñando en los pulpitos algo que no es Bíblico. (me refiero al punto de la “elección incondicional” de la “teología reformada”)

Tanto el concepto de “la elección”, como “el misterio de endurecimiento”, ambos son bíblicos pero solo en el sentido Bíblico, y no en el sentido que lo interpretó Calvino. Y estos conceptos mencionados seguirán vigentes (no porque su servidor lo diga), sino porque son bíblicos hasta que se cumpla el tiempo de los gentiles (Rom. 11.25) No hay confusión, Dios es Soberano y eso nadie lo discute, Él puede endurecer a quien quiera y mostrar misericordia hacia otros sin que sus planes se alteren en lo absoluto (Rom. 11. 32-36).

SIN EMBARGO, estos conceptos mencionados en el “sentido de Calvino” dicen algo diferente, veamos:Les parece que es del todo absurdo que el hombre, por voluntad y mandato de Dios sea cegado, para ser luego castigado por su ceguera. Que los hombres no hacen cosa alguna sin que tácitamente les dé Dios licencia, y que nada pueden deliberar, sino lo que Él de antemano ha determinado en sí mismo, y lo que ha ordenado en su secreto consejo.”  (Calvino – Institución de la religión cristiana – LIBRO PRIMERO CAPITULO XVIIIDistinción entre hacer y permitir)

 Es obvio que Calvino tuvo que “INVENTAR” la doctrina de la “elección incondicional” para REFORZAR la doctrina de la “depravación total”. Si Calvino no hubiere inventado la “elección incondicional”, entonces la doctrina de la “depravación total” no tendría ningún sentido. Y así sucesivamente tuvieron que inventar las siguientes… (digo tuvieron porque no creo que Calvino estuvo solo en todo el asunto), ya que es evidente que todavía sigue acompañado. Por cierto los 5 puntos del calvinismo son: nada más y nada menos que puras especulaciones disfrazadas de “doctrinas reformadas”.

“Pero hubo también falsos profetas entre el pueblo, como habrá entre vosotros falsos maestros, que introducirán encubiertamente herejías destructoras, y aun negarán al Señor que los rescató (con sus actos de rebeldía a Su Palabra), atrayendo sobre sí mismos destrucción repentina.” (2 Pedro 2.1)

Fuente: Contralaapostasía

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué piensas de esto? Tus comentarios pueden ser anónimos o no, y serán muy agradecidos, por más corto que sean. Sé respetuoso.