martes, 10 de septiembre de 2013

Siria dispuesta a someter sus armas químicas bajo control internacional



Por ahora las guerras antes del fin están en pausa. La guerra civil en Siria continua.

Dios es soberano y está en control de todo.

Sigamos orando por nuestros hermanos en la Ventana 10-40 y para que los musulmanes vengan a los pies de Cristo.


Por ahora la estrategia de Putin y Assad les ha salido bien. Envía un claro mensaje que los enemigos de USA pueden hacer lo que quieran sin tener consecuencias.


Damasco aprobó la iniciativa de Moscú y se mostró dispuesto a someter su armamento químico bajo control internacional en aras de salvar la vida de la población civil y mantener la seguridad, manifestó en una rueda de prensa en Moscú el canciller sirio, Walid al Muallem.

Según comunicó el ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, el Kremlin instó a Siria a someter las armas químicas bajo control internacional y adherirse al tratado sobre su prohibición:
—La intervención militar en Siria podría evitarse, si las autoridades de Damasco ponen todos sus arsenales químicos bajo el control de la comunidad internacional. Si este procedimiento ayuda a evitar golpes militares, exhortamos a los dirigentes sirios no solo a acordar las áreas de almacenamiento de las armas químicas para su traspaso bajo control internacional, sino también su posterior eliminación, así como a adherirse plenamente al tratado prohibitorio de las armas químicas.
Anteriormente, el secretario de Estado de EEUU, John Kerry, acotó que el presidente Asad podría evitar el ataque contra Siria únicamente entregando sus agresivos tóxicos a la comunidad internacional, expresando al propio tiempo las dudas de que los gobernantes sirios dieran tal paso.
Ello no obstante, Damasco secundó la iniciativa de Moscú. Según apuntó el jefe de la diplomacia rusa, Walid al Muallem, el presidente Asad aceptó hacerlo para evitar los bombardeos:
—Quisiera declarar que la República Árabe de Siria celebra la iniciativa rusa, partiendo de la preocupación de los dirigentes sirios por la vida de nuestros ciudadanos y la seguridad de la nación. Partiendo, asimismo, de la seguridad en la sabiduría de los dirigentes rusos que procuran impedir la agresión estadounidense contra nuestro pueblo.
También el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, durante una rueda de prensa en Nueva York, apoyó la iniciativa encaminada a solucionar el problema de las armas químicas sirias:
—Estoy estudiando convocar una sesión del Consejo de Seguridad con el fin de exigir un almacenamiento inmediato de las armas químicas sirias y sus precursores en las áreas donde puedan estar controladas y eliminadas. Pido asimismo a Siria a adherirse a la Convención sobre la Prohibición del Desarrollo, Producción, Almacenaje y Uso de Armas Químicas y sobre su Destrucción.
La conformidad de Siria para someter sus armas químicas bajo el control internacional con el objeto de evitar una intervención militar por parte de EEUU es beneficiosa, antes que nada, para el propio presidente Obama, opina el orientalista ruso Saíd Gafúrov:
—Es una oportunidad para que Obama guarde las apariencias y, al mismo tiempo, renuncie a sus designios. Todo el mundo sabe que las autoridades sirias no habían empleado armas químicas. En un arrebato de cólera, Obama se arrinconó a sí mismo, por lo cual ahora hay que darle un margen de maniobra para salir de esta situación delicada. Y anunciar que hemos logrado lo que pretendíamos, sin recurrir a las armas.
Hablando en rigor, no están claros los procedimientos técnicos de la transferencia de las armas químicas sirias. En opinión del orientalista ruso Borís Dolgov, en este ámbito hay que actual con mucha cautela:
—Desde luego, se formularían varias condiciones. El control internacional supone una visita de expertos de la ONU a los almacenes de armas químicas en Siria, su inspección in situ, comprobación de los correspondientes documentos. Es una labor seria y minuciosa que implica la adopción de medidas para excluir que entre los expertos haya personas deseosas de causar perjuicios al Gobierno y al Ejército de Siria.
El consentimiento de Siria priva del argumento clave a los promotores de la intervención militar. Ahora a Obama le costará mucho más persuadir a los congresistas para que aprueben acciones militares contra Damasco.
ach/as/sm
Nota: Las opiniones expresadas por el autor no necesariamente coinciden con los puntos de vista de la redacción de La Voz de Rusia

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué piensas de esto? Tus comentarios pueden ser anónimos o no, y serán muy agradecidos, por más corto que sean. Sé respetuoso.