sábado, 24 de noviembre de 2012

Ex gran rabino de Israel: “Oro con el corazón para que ésta sea la última guerra”


“Si bien sólo el Santo Bendito Sea puede asegurarlo, yo siento y rezo con el corazón para que ésta sea la última guerra”, declaró hoy, viernes, en exclusiva a la Agencia Judía de Noticias (AJN) el ex gran rabino ashkenazí de Israel y sobreviviente de la Shoá, Israel Meir Lau, de visita en la Argentina, tras una semana de bombardeos terroristas contra su país y el atentado del miércoles en un ómnibus de Tel Aviv, ciudad de la cual hoy es su máximo líder religioso.


Lau arribó al mediodía a la Comunidad Talpiot, donde disertó para sus alumnos y docentes de la primaria y la secundaria y escribió una letra en el Sefer Torá que honra la memoria de los soldados caídos en defensa del Estado de Israel en guerras y atentados terroristas.

Éste fue escrito por centenares de personas en diversas instituciones comunitarias y el 25 de octubre tuvo su conclusión en la plaza seca del edificio de la AMIA y su hajnasá (ingreso) al Arón Hakódesh (arca sagrada) del Beit Hakneset (sinagoga) “Zijron David” de la Comunidad Talpiot, coorganizadoras de la iniciativa junto a Campaña Unida Judeo Argentina.

Ese acto contó con la presencia del gran rabino de la ciudad de Tzfat (Safed), Rab. Shmuel Eliahu, y la adhesión con un mensaje filmado del gran rabino sefaradí de Israel, Rab. Shlomo Amar.

“Como dijo el profeta Isaías, en el capítulo 56 (del libro del Tanaj que lleva su nombre), la forma más sagrada de conmemorar a una persona por la eternidad y que su nombre nunca sea borrado de la historia del Pueblo de Israel es escribir un Séfer Torá en su memoria; por eso, este Séfer Torá en memoria de todos los soldados del Ejército de Defensa de Israel que cayeron en guerras y los civiles asesinados en atentados terroristas les demuestra a los chicos de Talpiot que entre Buenos Aires y el Estado de Israel hay un vínculo muy fuerte que es la Torá”, aseguró a AJN.

A su pedido, Lau fue caminando, junto con dirigentes y el rabino de esa escuela, Mordejai Tarrab, hasta la AMIA, donde lo recibieron su tesorero y miembro de Talpiot, Benny Zugman; su secretario general, Tommy Saieg; y la directora del Vaad Hakehilot (Consejo de Comunidades Judías de la Argentina), Ana Weinstein; con quienes compartió un almuerzo de bienvenida.

“Vine a la Argentina, como dijo Iosef (en la Torá), ‘a buscar a mis hermanos’”, explicó a AJN el gran rabino de Tel Aviv.

Su “visita a la comunidad judeoargentina es la mejor respuesta al terrorismo y es un orgullo tener la posibilidad de recibir a esta magnífica personalidad, que marca dos hitos fundamentales: les está diciendo ‘no más’ a los negadores de la Shoá, teniendo en cuenta que es un sobreviviente, e indica que, si D’s quiere, Tel Aviv y todo Israel dejarán de ser agredidos como lo fueron en las últimas dos semanas”, declaró, por su parte, Ariel Cohen Saban, referente de Talpiot.

Tras la confrontación bélica de 8 días contra organizaciones terroristas que lanzaron unos 1.500 proyectiles contra el Estado judío, el ex tesorero de la DAIA anheló que “quiera D’s bendecir a todos los soldados que defienden a Israel y darles tranquilidad a todos sus habitantes, y como argentino, que toda la comunidad judía pueda seguir viviendo en paz”.

Esta noche, tras el Kabalat Shabat, el servicio religioso vespertino de recepción de la jornada judía de descanso, la Comunidad Talpiot organizará una cena sabática en honor del ex gran rabino ashkenazí de Israel y sobreviviente de la Shoá, quien también participará en el oficio matutino del sábado.

Israel Meir Lau nació el 1º de junio de 1937 en la ciudad polaca de Piotrków Trybunalski y es la 38ª generación ininterrumpida de rabinos en su familia.

Su padre, el rabino Moshé Jaim Lau, fue el último gran rabino de esa ciudad y fue asesinado en el campo de exterminio de Treblinka durante la Shoá, que su hijo -compañero de juegos en su infancia de Karol Wojtyla, el futuro papa Juan Pablo II- logró sobrevivir pese a estar confinado en el campo de concentración de Buchenwald.

En julio de 1945, Israel Meir Lau hizo aliá a Éretz Israel junto con su hermano Naftalí, donde ya vivía un tío de ellos.

Allí estudió en la famosa ieshivá Kol Torá y fue ordenado rabino en 1961.

Se casó con la hija del rabino Itzjak Iedidia Frankel, entonces gran rabino del Sur de Tel Aviv, y tiene 8 hijos.

Entre 1978 y 1988 (cuando lo reemplazó su hijo mayor, Moshe Jaim) se desempeñó como gran rabino de Netanya y se formó una reputación de orador popular.

A partir de entonces asumió como gran rabino de Tel Aviv.

Entre 1993 y 2003 fue el gran rabino ashkenazí del Estado de Israel y desde 2005 volvió al Rabinato de Tel Aviv.

Sus otros hijos varones, David, y Tzvi Yehuda, son los grandes rabinos de Modiín y del norte de Tel Aviv, respectivamente.

En 2008, el rabino Israel Meir Lau, sobreviviente de la Shoá, fue nombrado presidente del Memorial Yad Vashem.

Quizá por su relación personal con Juan Pablo II, Lau fue activo en el diálogo interreligioso, sobre todo con su amigo de la infancia.

También fue propuesto como Presidente del Estado en 2006 y ganó el Premio Israel, el más prestigioso de su país, por su trayectoria, en 2005, y la Legión de Honor de la República Francesa el año pasado, entre muchas otras distinciones y reconocimientos.

DB-CGG

Fuente: Itongadol

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué piensas de esto? Tus comentarios pueden ser anónimos o no, y serán muy agradecidos, por más corto que sean. Sé respetuoso.