martes, 2 de octubre de 2012

Pintan insulto a Jesús en una Iglesia de Jerusalén


Muy pronto durante la Gran Tribulación, los 144,000 varones judíos comenzaran a predicar el Evangelio de Salvación en Jerusalem y el resto del mundo.

Desconocidos pintaron un graffiti, insultando a Jesús de Nazaret, en las paredes de un monasterio franciscano, conocido como la Abadía de la Dormición de la Virgen María, en el Monte Sión de Jerusalén.
La policía comenzó una investigación.

En septiembre, vándalos prendieron fuego a la puerta de ingreso al Monasterio de Latrún y pintaron con aerosol, en las paredes, consignas en hebreo contra la religión cristiana, incluyendo la frase "Jesús es un mono", y el nombre de asentamientos ilegales de Cisjordania que fueron desocupados por la fuerza por las autoridades nacionales.
Aquel incidente, que fue ampliamente condenado por funcionarios todo el espectro político, aún sigue siendo investigado.

Un grupo de destacados rabinos de Israel y Europa también repudió ese incidente, y envío de una carta de solidaridad a los líderes del Monasterio de Latrún.
"Queremos expresar nuestra conmoción por los actos de vandalismo dirigidos contra vuestro monasterio, similar al que en los últimos meses fueron dirigidos contra otras iglesias y mezquitas del país", señaló el grupo en un comunicado.
"Lamentamos profundamente la falta de respeto que han exhibido miembros de nuestra religión y nuestro pueblo", escribieron los rabinos.

Fuente: Aurora

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué piensas de esto? Tus comentarios pueden ser anónimos o no, y serán muy agradecidos, por más corto que sean. Sé respetuoso.