viernes, 14 de septiembre de 2012

El vídeo sobre Mahoma suena a chino durante el día del rezo en Afganistán


Para entender más de lo que viene leer el libro: ISLAM. EL AZOTE DE DIOS, disponible en Amazon y CLC panama

Los fieles empezaron a entrar en la mezquita de Pol-e-khishtí hacia las doce y media del mediodía. Policías afganos se encontraban apostados en los accesos, preparados y vigilantes por lo que pudiera ocurrir.

La mezquita de Pol-e-khishtí es una de las más importantes de Kabul y tiene fama de también ser una de las más radicales. Situada en el centro de la capital, al lado del seco y sucio río Kabul, su mulá se caracteriza por meter cizaña contra los extranjeros en sus sermones, especialmente contra los estadounidenses. Cuando el Gobierno afgano hace un llamamiento para que se apaguen los ánimos, él siempre los enciende.
En el sermón de este viernes, el imán empezó hablando de Mahoma, como no podía ser de otra manera. El profeta del islam es el protagonista del vídeo de la polémica, que ha generado graves incidentes en Libia, Egipto y otros países islámicos. En Afganistán se ha mantenido la calma de momento, tal vez a la espera de que alguien prenda la mecha.

"Tener libertad no significa poder atacar al prójimo", empezó diciendo el imán. "¡No hay ninguna universidad ni ninguna institución en el mundo que tenga mayor conocimiento que Mahoma!", gritó con enfado a través de los altavoces de la mezquita, que hacían su voz perceptible a metros de distancia del recinto. Parecía evidente que el vídeo sobre Mahoma iba a ser el tema principal de su discurso.
"Si vivimos del dinero que nos dan las tropas internacionales y los americanos, estamos poniendo en peligro el islam en nuestra tierra", declaró el mulá ante centenares de fieles, que llenaron la mezquita y también su patio exterior. Incluso algunos extendieron su alfombra para el rezo en la calle, ante la falta de espacio dentro del recinto. "Que todo el mundo esté en sus puestos. La manifestación va a empezar", un policía afgano alertó por walkie talkie a sus compañeros, tras oír el cariz que el sermón estaba tomando.

"Cuando dejemos de depender económicamente de los americanos, estaremos en la senda de Mahoma", añadió el mulá. "Oremos para que eso ocurra pronto". Y los fieles rezaron entonces al unísono, y después se fueron tan panchos. Abandonaron la mezquita sin gritos, ni manifestaciones, ni aspavientos.
"¿Vídeo sobre Mahoma? ¿De qué vídeo me hablas?", Haji Abdul Karim, un afgano de barba blanca, contestó extrañado ante la pregunta de esta periodista sobre las imágenes que han hecho arder medio mundo islámico. Una veintena de fieles más se arremolinaron alrededor para escuchar la conversación, y todos contestaron lo mismo: ninguno conocía el vídeo.

"Yo he oído algo en la televisión. Es un vídeo donde Mahoma se casa con nueve mujeres", dijo finalmente un joven, Khairullah, que parecía tener alguna información, pero no muy clara. Otro chico también contestó de forma ambigua: "Lo dijeron en las noticias. Es un vídeo que muestra una imagen negativa del islam, pero no sé de qué va".

En el exterior de la mezquita la reacción fue la misma: movimientos de cabeza de lado a lado, en signo de negación. El vídeo sobre Mahoma sonaba a chino a todo el mundo. "¡Yo lo he visto! ¡Yo lo he visto!", aseguró finalmente un hombre raquítico, Mohammad Javed, que parecía convencido de conocer las polémicas imágenes. "En el vídeo, Mahoma sale encima de un elefante. Lo sé porque he comprado el vídeo en el bazar. Irán lo ha traducido al dari [una de las lenguas oficiales de Afganistán]", detalló. Era evidente que ese vídeo no es el que ha generado los disturbios.

No ha habido manifestaciones de protesta en Afganistán este viernes. Tan sólo varias decenas de personas se concentraron en un distrito de la provincia de Nangarhar, en el este del país, pero no existe información clara al respecto. Las páginas web de Youtube, Google y Gmail continúan bloqueadas en el país. Lo único que este viernes pareció soliviantar a algunos fieles de la mezquita de Pol-e-khishtí fue que una mujer, esta periodista, entrara en el patio del recinto. "¡Fuera, fuera! ¡Es anti islámico!", increparon.

Fuente: ElMundo.es


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué piensas de esto? Tus comentarios pueden ser anónimos o no, y serán muy agradecidos, por más corto que sean. Sé respetuoso.