jueves, 13 de septiembre de 2012

Al Qaeda advierte a los musulmanes de un holocausto


Para entender más de lo que esta acontenciendo y lo que viene leer el libro: ISLAM, EL AZOTE DE DIOS, disponible en Amazon y CLC panama.

Al Qaeda ha acusado a EEUU de librar una guerra contra el islam.

“Estén preparados para el holocausto”, advirtió a los musulmanes norteamericanos su portavoz en EEUU, Adam Gadahn. El año pasado figuraba en la lista de los diez terroristas del mundo más buscados.
Su entrevista conjunta con el jefe de Al Qaeda, Ayman al-Zawari, fue colgada en Internet la víspera del aniversario de los actos terroristas consumados el 11 de setiembre de 2001 en EEUU. En el video se habla de un pronto inicio de represiones contra musulmanes en Nueva York y Los Angeles. Gadahn dijo, entre otras cosas, que “la oposición de EEUU al islam como sistema político es evidente”. “Los musulmanes mueren hoy en Yemen y mañana empezarán a matarlos en Nueva York y Los Angeles. Estén preparados para el holocausto”. Con el telón de fondo del evidente brote de islamismo en el mundo, Al Qaeda pretende ser la defensora de todo el islam y hablar en nombre de los musulmanes de todo el mundo. En ello prestó atención el analista del Instituto de Orientalismo, Vladímir Isáiev:

—Al Qaeda se encuentra hoy en cierta encrucijada. Se fija muy atentamente en lo ocurrido a consecuencia de las revoluciones árabes. En algunos países el poder fue asumido por islamistas. Y Al Qaeda se fija precisamente en cómo se comportarán esos islamistas. La organización, según algunos datos, prestó asistencia al derrocamiento de regímenes, como en el caso de Egipto y Yemen. Miembros de Al Qaeda fueron vistos en Siria. Y Al Qaeda podría, digamos, confiar en cierta actitud positiva por parte de las fuerzas que llegaron o llegan al poder en algunos países árabes. Por otra parte, los miembros de la dirección de Al Qaeda deben comprender perfectamente que pueden ser utilizados y que los nuevos elementos islamistas construirán sus respectivos estados según sus propios principios, y no de acuerdo con los principios de Al Qaeda. Y es muy probable que la propia Al Qaeda simplemente salga perdiendo.

Con anterioridad, el hermano menor del jefe de Al Qaeda, Mohamed al-Zawahiri, entrevistado por la cadena de televisión norteamericana CNN, propuso a los países occidentales, particularmente a EEUU, el cese de las hostilidades con los islamistas, o sea: EEUU y Occidente renuncian a la intromisión en los asuntos de los estados islámicos y, a cambio, los grupos islamistas están dispuestos, dicho textualmente, “a cesar los ataques contra sus intereses”.
Detrás de todo esto se vislumbra la intención de Al Qaeda de manifestarse de forma más estrepitosa. Está claro que no cesará las hostilidades con EEUU. Por el contrario, el cese de las hostilidades fue propuesto con la esperanza de que sea rechazado. Esto sería una buena justificación para consumar nuevos atentados. La advertencia hecha a los musulmanes norteamericanos de que se preparen para el holocausto contra ellos puede ser contemplada como un intento de incorporarlos al enfrentamiento con las autoridades de EEUU, según el principio: cuidado, atacan a los nuestros.

Obama procuró responder a las acusaciones de que fue objeto. Dice que EEUU no combate contra el islam, sino contra Al Qaeda y sus estructuras. Pero Barack Obama ha picardeado: la política de EEUU es bastante contradictoria, estima el experto del Instituto de Orientalismo de la Academia de Ciencias de Rusia. Borís Dolgov:

—Por una parte, EEUU sigue luchando contra Al Qaeda en Yemen y Afganistán. Por la otra, apoyan a los terroristas de Al Qaeda. Esto lo hicieron en Libia y ahora lo están haciendo en Siria. En el plano global EEUU se aferra a la doble moral con respecto a Al Qaeda. Si les resulta provechoso respaldan a Al Qaeda, en caso contrario luchan contra esa organización. Esto, como es lógico, es acogido de la misma manera por aquellos que consideran que los militantes de Al Qaeda son islamistas radicales, pero que luchan a la vez contra EEUU.

Es natural, de la misma manera es acogida por aquellos que consideran a Al Qaeda.
La jefatura de Al Qaeda está visiblemente preocupada por la caída de su influencia. Esto equivale al cese de las inyecciones financieras. De ahí las tentativas de coquetear con todo el mundo islámico, de tomar bajo su protección a todos los musulmanes, incluidos los norteamericanos. Por eso los políticos sensatos contemplan detrás de todo eso la tentativa elemental de los terroristas de llevar de las narices a todo el mundo islámico.

Fuente: Lavozderusia

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué piensas de esto? Tus comentarios pueden ser anónimos o no, y serán muy agradecidos, por más corto que sean. Sé respetuoso.