miércoles, 29 de agosto de 2012

Publican cinco razones por las que un cristiano lucha para evangelizar


Greg Stier, es el fundador y presidente de Dare 2 Share Ministries International. Él ha impactado las vidas de decenas de miles de jóvenes cristianos a través de eventos Dare 2 Share, donde ha motivado y movilizado a muchos para alcanzar a su generación para Cristo.
Stier, ha escrito once libros y numerosos recursos, entre ellos Dare 2 Share: Guía de Campo para compartir su fe (A Field Guide for Sharing Your Faith).

 Pero ahora ha publicado en el diario Christian Post: “Cinco razones por las que un cristiano lucha para evangelizar”.

Miedo: ¿Compartir su fe es una perspectiva aterradora? Al elegir entre ser aceptado por los demás o compartir las buenas nuevas con otros es una decisión que a menudo muchos prefieren quedar en el silencio. El miedo a compartir el evangelio es el gran culpable de que la mayor parte de los cristianos no prediquen las buenas nuevas de salvación.
La cura: “Oren también por mí, para que cada vez que hable, las palabras me sean dadas para que sin temor de a conocer el misterio del evangelio, por el cual soy embajador en cadenas. Oren para que lo proclame valerosamente, como lo debería”, Efesios 6:19-20.

Ignorancia: Hay muchos cristianos que en el fondo, quieren compartir su fe, pero sinceramente, no saben qué decir. Lamentablemente, si usted pone un micrófono frente a la iglesia, un promedio puede quedarse definiendo el mensaje del evangelio con respuestas que pueden ir desde “um” hasta quedar como tontos. Muchos creyentes se confunden con el evangelio claro y simple que una vez se abrazaron en la fe infantil.
La cura: “Porque primeramente os he enseñado lo que asimismo recibí: Que Cristo murió por nuestros pecados, conforme a las Escrituras; y que fue sepultado, y que resucitó al tercer día, conforme a las Escrituras;….” 1 Corintios 15:3,4.
Arrogancia: Lamentablemente, hay cristianos que piensan que están por encima de compartir el evangelio. Después de todo, ¿eso no depende de quienes ganan un sueldo en la iglesia como: el pastor, los líderes de jóvenes y misioneros que deben hacer eso? Estos cristianos quieren alabar a Jesús, pero se olvidan que Jesús se acercó a los enfermos y se ensució para hablarles a los “pecadores”, y siendo rey se convirtió en un humilde servidor.
La cura: “Y los escribas y los fariseos murmuraban contra los discípulos, diciendo: ¿Por qué coméis y bebéis con publicanos y pecadores? Respondiendo Jesús, les dijo: Los que están sanos no tienen necesidad de médico, sino los enfermos. No he venido a llamar a justos, sino a pecadores al arrepentimiento”, Lucas 5:30-32.

Apatía: Lamentablemente, hay muchos que se llaman cristianos, pero simplemente no se preocupan por los perdidos. Ellos creen que hay un infierno. Ellos saben que los que no conocen a Jesús irán a ese lugar. Pero, por alguna razón, simplemente no les importa. Han perdido su primer amor y, por lo tanto, se niegan a hacer lo que Jesús ordena. Y, al igual que la iglesia de Éfeso en Apocalipsis 2, empezó a dejar que sus pequeñas luces dejarán de brillar y decidió apagar sus velas por completo.
La cura: “Y al ver las multitudes, tuvo compasión de ellas; porque estaban desamparadas y dispersas como ovejas que no tienen pastor”, Mateo 9:36.

Mala teología: Un mal concepto de teología nos puede llevar a una forma de erradicar la urgencia de evangelizar el mundo y justificar diciendo: “Después de todo, si Dios es soberano en la salvación ¿por qué evangelizar? A pesar de que creemos en la soberanía de Dios y su salvación, también estoy plenamente convencido de que si la gente no escucha, y no cree en el evangelio, serán condenados para siempre. Hay una urgencia permanente en la iglesias y es la de alcanzar a los perdidos que se dirigen al infierno y la seguridad de que Jesús es el único que los puede salvar de la condenación eterna.
La cura: “Por tanto, todo lo soporto por amor de los escogidos, para que ellos también obtengan la salvación que es en Cristo Jesús con gloria eterna”, 2 Timoteo 2:10.

Fuente: NoticiaCristiana

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué piensas de esto? Tus comentarios pueden ser anónimos o no, y serán muy agradecidos, por más corto que sean. Sé respetuoso.