jueves, 30 de agosto de 2012

Agenda demócrata (aborto-matrimonio gay) alejaría votos de cristianos


Mientras Isaac golpeaba las costas del Golfo de México, en la Florida los miembros del Partido Republicano ratificaban a Mitt Romney como su candidato para las elecciones de noviembre.
El exgobernador de Massachusetts es el primer mormón en ser nominado a la presidencia de los Estados Unidos. En medio de los discursos políticos, la fe en Dios y la agenda de valores cristianos también tuvieron su lugar en la Convención Republicana. 

Los republicanos hicieron alarde de ser el partido que defiende los valores tradicionales de la familia y la defensa de la vida. “Doy gracias a Dios que aún hay un partido que extiende su mano de amor para levantar a los hijos de Dios, nacidos y no nacidos”, dijo Rick Santorum, ex precandidato republicano.
Un bus lleno de mujeres que se oponen al aborto atravesó la Florida para llegar a la Convención Republicana. Ellas aseguran que quienes defienden la vida de los no nacidos son la mayoría.
“Cuando usted analiza quienes son los extremistas, serían Obama y los demócratas. La mayoría de estadounidenses no apoyan el aborto, no les gusta el aborto selectivo por género. Así que Barack Obama es el extremista. Y lo que buscan Romney y Ryan es salvar vidas humanas inocentes”, dice Jan Stanek, quien es parte del grupo antiaborto.
Brian Brown, un defensor del matrimonio tradicional, asegura que los demócratas han tomado posiciones tan extremas al apoyar asuntos como el matrimonio del mismo sexo, que pueden perder votos de grupos que antes los apoyaban.
Brown forma parte de la Organización Nacional pro Matrimonios. “No creo que el partido demócrata pueda seguir tomando ventaja de los votos de los afroamericanos, católicos e hispanos. El partido republicano, por su plataforma, tiene muy claro su posición en defensa del matrimonio y la vida”, dice Brown.
El pastor Samuel Rodríguez, de la Asociación Nacional de Cristianos Hispanos fue uno de los invitados a dar la bendición. “Yo no estoy casado con la agenda del burrito o del elefante, yo estoy casado con la agenda del Cordero. Mi deseo es ver al pueblo hispano cristiano comprometido con la agenda de Dios, con la agenda cristiana y que no estemos casados con una agenda o una ideología política”.
Rodríguez destacó la importancia del voto hispano en las próximas elecciones. “El voto hispano tiene un peso muy significante porque en los estados que en este momento están en el aire, es decir, que no tienen un voto fijo determinado como la Florida, Colorado, Nevada, Nuevo Mexico, en esos estados el pueblo hispano es muy poderoso. Si el pueblo hispano elige votar por un candidato más que por otro, sencillamente podrán determinar quién va a ocupar la Casa Blanca en el mes de enero”, asegura.
Los republicanos esperan regresar a la Casa Blanca luego de cuatro años de gobierno democrata encabezado por Barack Obama. 

Fuente: Mundocristiano

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué piensas de esto? Tus comentarios pueden ser anónimos o no, y serán muy agradecidos, por más corto que sean. Sé respetuoso.