miércoles, 4 de julio de 2012

Siria: Valiente evangelista trabaja en zonas hostiles


Muchos musulmanes por todo el medio oriente están llegando a Cristo mediante señales y prodigios como los realizados por Pablo y Bernabé en el libro de Hechos.
En el camino a Damasco que recorrió el apóstol Pablo y se detuvo en la casa de Ananías donde fue bautizado, ese fue el inicio de un increíble ministerio que cambió al mundo. Hoy día en Siria, otro evangelista está siguiendo sus pasos. 

Un evangelista al que llamaremos Rasim – me pidió que le acompañara a la mezquita donde comparte su fe con el Imam. El le dio al sacerdote islámico una copia de la Biblia y la película Jesús.
“Le dije ‘si usted lee la Biblia, usted creerá y su mente cambiará – El Señor es Dios y El murió por usted…’ El tomó la Biblia y dijo tal vez”. 

Varios cristianos se unieron a Rasim en la mezquita y oraron por un anciano llamado Bakram. El apenas podía caminar pues tenía una rodilla quebrada que no había sanado correctamente.
Y tras la oración el hombre comenzó a correr por la mezquita.
“Bakram fue sanado y comenzó a danzar y estaba muy feliz. Hubo un milagro en la mezquita!”, dijo Rasim.
Como los musulmanes convertidos en secreto y otros cristianos, la seguridad de Rasim está en riesgo. Aunque teme al acercarse a una mezquita, dice sentir la paz de Dios al atravesar la puerta por fe.
Y como el sigue adelante valientemente, las rodillas de una mujer beduina también sanaron recientemente cuando Rasim la visitó en su casa.
“Tenemos temor pero Jesús está con nosotros. Jesús dijo estaré siempre con ustedes, necesitamos ir a las mezquitas y a todo lugar a decir la verdad a la gente sobre El y su amor”, concluye Rasim. 

Fuente: Mundocristiano

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué piensas de esto? Tus comentarios pueden ser anónimos o no, y serán muy agradecidos, por más corto que sean. Sé respetuoso.