miércoles, 4 de julio de 2012

Hospital Judío de Berlín suspende circuncisiones tras sentencia prohibitiva


El Hospital Judío de Berlín anunció hoy la suspensión de todas las operaciones de circuncisión por motivos religiosos, como consecuencia de la sentencia de un tribunal de la ciudad de Colonia (oeste de Alemania) que las prohíbe por considerarlas una actuación lesiva.
La suspensión se comunicó pocas horas después de que la fiscalía federal señalara que la controvertida sentencia, que considera la circuncisión una "lesión física ilegal y sancionable", es firme y jurídicamente válida.

Un portavoz hospitalario indicó que, ante la inseguridad jurídica, no se puede dejar operar a los cirujanos y manifestó su esperanza en que las intervenciones de circuncisión puedan volver a practicarse "porque forman parte de nuestras tareas médicas desde hace 250 años".
Según precisó un portavoz de la fiscalía a medios locales, este órgano jurídico renuncia revisar la resolución dictada por la Audiencia de Colonia, ya que no ve perspectivas de éxito, por lo que tampoco se puede interponer ya recurso legal.
Voces críticas, entre ellas la de la Comunidad Turca en Alemania (TGD) y también el arzobispo de Colonia, cardenal Joachim Meisner, habían expresado su esperanza en que una instancia superior revocara la sentencia.

"La resolución construye un deber de protección del Estado frente a una decisión paterna que para los padres judíos es una obligación fundamentada en la Biblia y para los padres musulmanes constituye una obligada tradición religiosa", argumentó hoy el cardenal en un comunicado.
En este sentido, declaró que "hay que hacer frente con decisión a tales lógicas que limitan la libertad religiosa y, en consecuencia, el derecho en la educación religiosa de los padres en Alemania".
El ministro alemán de Asuntos Exteriores, el liberal Guido Westerwelle, se sumó a la oleada de críticas y declaró al diario "Bild" que la resolución judicial ha causado "irritación a nivel internacional".
"Debe quedar claro que Alemania es un país abierto y tolerante en el que la libertad religiosa está fuertemente consolidada y en el que las tradiciones religiosas como la circuncisión son consideradas una expresión de diversidad religiosa", subrayó.
Ya el miércoles, la TGD declaró que la circuncisión a menores es una práctica religiosa milenaria de judíos y musulmanes que ahora se pone en duda y alertó de un posible "turismo de circuncisión" desde Alemania a otros países en los que esta práctica no se sanciona.
El Consejo Central de los Judíos en Alemania, por su parte, calificó la sentencia de "injerencia evidente y sin precedentes en el derecho a la autodeterminación de las comunidades religiosas y en el derecho de los padres".

La sentencia publicada el martes califica la circuncisión por motivos religiosos de "lesión física ilegal y sancionable" por considerar que vulnera el derecho de autodeterminación del niño, que prima sobre la libertad religiosa.
No obstante, el tribunal absolvió a un médico encausado por practicar una circuncisión a un menor musulmán, argumentando que desconocía que esta intervención es sancionable.

Fuente: EFE

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué piensas de esto? Tus comentarios pueden ser anónimos o no, y serán muy agradecidos, por más corto que sean. Sé respetuoso.