martes, 17 de julio de 2012

¿ESTABLECIENDO EL REINO ANTES DE SU VENIDA?

“También debes saber esto:  que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos Timoteo“. 2 Timoteo 3:1:    “Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios”. 1 Timoteo 4:1

En estos últimos años hemos escuchado de bocas de algunos que se llaman “Apóstoles”  (” y has probado a los que se dicen ser apóstoles y no lo son”.  Apocalipsis 2:2). La proclamación de un reino terrenal a través de la participación política. Muchos cristianos han formulado un quehacer teológico en donde el cristiano, desde el marco participativo y democrático, trata de lograr el establecimiento de un gobierno justo que corrija el pecado existente de la corrupción y explotación, para lo cual acuden a formulas cristianas y expresiones bíblicas que justifiquen sus actuaciones, y profetizan un futuro maravilloso con la participación de la Iglesia en los cambios políticos.


No es casualidad el deseo de muchos ministros de participar en la vida política.
Las nuevas corrientes teológicas, impregnadas del materialismo y la exaltación del hombre (antropocentrismo) han edificado un esquema ‘’doctrina’’ en donde viene un futuro  esplendido, pues así lo describen las nuevas corrientes que afirman que el reino “es ahora” y debemos establecerlos a toda costa.
Para ello proclaman estos ‘’apóstoles’’ modernos que el futuro es maravilloso, pues viene un gran avivamiento y que todo será “color de rosa”, en donde la Iglesia, por medio de su intervención social en la política, logrará conquistar el territorio que actualmente está bajo el poder del diablo.  En esta corriente han conjugado tres falsas doctrinas, muy populares en la  mayoría de las iglesias evangélicas. Y no es casualidad que precisamente estas corrientes que erróneamente fueron y están sostenidas de muchas iglesias, son la preparación para esta doctrina falsa que se pronuncia como “EL REINO AHORA”.

Por lo general, en esta doctrina quieren hacernos creer en una escatología  de la escuela “histórica”, la cual asegura que no es concebible que la iglesia sea trasladada al cielo, como si escapara de este mundo. Más bien  afirman  que ella tiene que someter a los adversarios y  establecer una especie de teonomía antes del retorno de Cristo.

Fomentan –abierta o sutilmente- una perniciosa actitud de insurrección y desacato a la autoridad establecida. También animan a la sublevación de los fieles para que se enfrenten a “la religión”, por no apoyar la revelación fresca que Dios está dando a la iglesia a través de estos “modernos  apóstoles”. Aseguran que también los reformadores de antaño sufrieron la oposición religiosa y, por tanto, es un privilegio ser imitadores de aquellos que, resistieron el antagonismo religioso de su tiempo.

Dr. Bill Hamon Un informe de la convocación “Convocación Internacional de Apóstoles y Profetas” en octubre de 1999. “El Doctor Hamon comenzó proponiendo que estamos en los dolores de parto de, no solo una “renovación”, no solo un “avivamiento”, no solo un “nuevo despertar”; sino una “tercera reforma apostólica”. …Dr. Hamon también afirmó que, con el nacimiento del movimiento profético en 1988, el cree que comenzamos la tercera reforma apostólica – MUCHO MÁS que meramente un “movimiento” más, un “avivamiento fresco” o aún un “despertamiento mayor”. Estamos viendo profetas y apóstoles surgiendo con una razón estratégica.

Estamos siendo puestos para poner nuevos fundamentos para una totalmente nueva era, fundamentos para el amanecer de una edad del nuevo reino!
Estamos ahora en los dolores de parto del nacimiento de un orden totalmente nuevo, ¡una totalmente nueva dispensación! …Estamos preparando a entrar en la edad del dominio del Reino donde Cristo mismo, y nosotros sus santos juntos con Él, reinaremos y reinaremos EN LA TIERRA!

Hacer clic aquí para seguir leyendo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué piensas de esto? Tus comentarios pueden ser anónimos o no, y serán muy agradecidos, por más corto que sean. Sé respetuoso.