lunes, 17 de septiembre de 2012

¿EN VERDAD EXISTEN LAS MALDICIONES GENERACIONALES?

De ser cierto que existen las maldiciones generacionales para los que estamos bajo la gracia, entonces en vano fue todo lo que hizo nuestro Señor Jesucristo derramando su sangre preciosa por nuestros pecados, y el evangelio es una farza.

Por José Ramón Camacho López
 
Hoy día, existe una gran cantidad de doctrinas que confunden a los creyentes seguidores del Señor Jesucristo. Son terribles los tiempos que estamos viviendo, donde las corrientes de falsas doctrinas, son como el último grito de la moda. La mayoría de las iglesias evangélicas han aceptado en su seno algunas de ellas y las han hecho parte de su enseñanza actual, sin discernir bíblicamente si tienen un fundamento sólido en las escrituras. Triste veo pasar esta realidad que estoy viviendo, y observo con desesperación, cómo es que “siervos” del Señor, han sido arrastrados por estas corrientes locas y se han olvidado de sus principios que tanto defendían, ¿acaso estaban equivocados desde su conversión al Señor? o ¿Es que vieron una fuente más importante para sus vidas $$$$, que han facilitado o diluido el apostolado que juraron servir?
¿han descubierto nuevos horizontes? ¿La doctrina debe ajustarse a los tiempos y sazones de la modernidad, en un mundo que no conoce o acepta la VERDAD ABSOLUTA que es DIOS? o ¿el relativismo nos ha llevado a tener nuestra propia verdad?. Pues bien en mi concepto y vivencia de 40 años sirviendo al Señor, todavía sigo aceptando las palabras de Jesús que dijo: “YO SOY EL CAMINO, Y LA VERDAD, Y LA VIDA, NADIE VIENE AL PADRE, SINO POR MI” San Juan 14:6.

¿De qué mente loca salió la idea de las “maldiciones generacionales” ? ¿fue acaso una nueva revelación? ¿quiere decir que la biblia no es la total revelación de Dios para nosotros? ¿Dios ha llamado “nuevos apóstoles” para estos tiempos? ¿nuevos “profetas”? Cuando escucho tandas de boberías antibíblicas, me pregunto ¿Alguna vez han leído las escrituras? Veamos por ejemplo esto de las “maldiciones generacionales”.

Se dice que los problemas que los seres humanos sufrimos en este mundo, que se hacen crónicos como los miedos, enfermedades del corazón, esclerosis múltipleinfartos, malestares como dolores de cabeza, migrañas, insomnios, negros pensamientos, complejos de cualquier tipo, pobreza, rebeldías, familiares que no se entregan a Cristo, preocupaciones, fornicaciones, adulterios, idolatrías, etcétera, etcétera, más los que se agreguen, se dice que son maldiciones que proviene de nuestros antepasados familiares , por lo que cualquiera esté sufriendo este tipo de afectación requiere de una “LIBERACION”.. Lo que conlleva, por supuesto, a un “ministerio de liberación” término totalmente antibíblico, pues no se encuentra en las escritura tal ministerio.

Con respecto a esta “maldición generacional, en la biblia aprendemos que la responsabilidad del pecado es individual. Ezequiel 18:20 dice: “El alma que pecare, esa morirá; el hijo no llevará el pecado del padre; ni el padre llevará el pecado del hijo; la justicia del justo, será sobre él, y la impiedad del impío, sera sobre él” Pero Cristo pagó por nuestros pecados en las cruz, Colosenses 2:14 dice: “anulando el acta de los decretos que había contra nosotros, que nos era contraria, quitándola de en medio y clavándola en la cruz“.- Efesios 1:3 dice: “Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo” y Romanos 8:1 “Ahora, pues, ninguna condenación (maldición) hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu”. Y San Juan 1:12-13 dice: “Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios; los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios”.

Las escrituras nos enseñan que ya hemos sido LIBRES por Jesucristo quien nos libró de la maldición y el apóstol Pablo escribiendo a los Corintios dice: “si, alguno está en Cristo, nueva criatura es, las cosas viejas (maldiciones) pasaron, he aquí todas son hechas nuevas” 2 carta a Corintios 5:17. La maldición es el castigo pronunciado por Dios, a causa del pecado del hombre. En este sentido, es la maldición de la ley según Deuteronomio 27:26 que dice: “Maldito el que no confirmare las palabras de esta ley para hacerlas. Y dirá todo el pueblo: Amén” . Dios pues, no solo pronuncia su sentencia (maldición) sobre el transgresor, sino que también todo el pueblo debería aprobar que la persona en cuestión era declarada maldita.

Además la biblia es muy clara al decirnos que la ley (antiguo pacto) tenía a todo el mundo bajo maldición, pero que Dios estableció un Nuevo pacto y que en este nuevo pacto, nadie es culpable o responsable de la maldición de nuestros antepasados, ni tampoco de su castigo por su maldición. La biblia dice: se les dice: “No volveré a decir; los padres comen las uvas agrias y a los hijos se les destemplan los dientes” Jeremías 31:29 (BVP) tengamos en cuenta que se está hablando del pecado de esa maldición de la ley. Veamos lo que dice San Pablo en su carta a los Gálatas 3:13 “Cristo nos redimió de la maldición de la ley, hecho por nosotros maldición (porque está escrito: Maldito todo el que es colgado en un madero)”. Esta redención o libertad es lo que llamamos “salvación por gracia” por el mismo Dios del Antiguo testamento, hecho carne en Jesucristo “Así también nosotros, cuando éramos niños estábamos en esclavitud bajo los rudimentos del mundo. Pero cuando vino el cumplimiento del tiempo, Dios envió a su Hijo, nacido de mujer y nacido bajo la ley, para que redimiese a los que estaban bajo la ley, a fin de que recibiésemos la adopción de hijos” Gálatas 4:3-5. Así que por JESUCRISTO EL DIOS HECHO CARNE, ! SOMOS LIBRES ¡ DE LA LEY:- “Pero ahora estamos libres de la ley, por haber muerto para aquella en que estábamos sujetos, de modo que sirvamos bajo el régimen nuevo del Espíritu y no bajo el régimen viejo de la letra” Romanos 7:6 “Porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús me ha librado de la ley del pecado y de la muerte” Romanos 8:2.

1-DE LA MALDICIÓN DE LA LEY.- Gálatas 3:13.

2- DEL TEMOR A LA MUERTE POR LA MALDICIÓN.- Hebreos 2:15 que dice:
” “y librar a todos los que por el temor a la muerte estaban durante toda la vida sujetos a servidumbre”

3- DEL PECADO.- Romanos 5:6 “Porque el que ha muerto, ha sido justificado del pecado”
y “libertados del pecado, vinisteis a ser siervos de la justicia” Romanos 6:18.

4- DE TODO YUGO O ESCLAVITUD.- Gálatas 4:3 y Colosenses 2:20.

¿Cómo podemos entender esta afirmación de las “maldiciones generacionales”, cuando las escrituras afirman lo contrario? ¡No es acaso una falta de capacidad para diferenciar los pactos que Dios ha hecho con el hombre (Antiguo testamento o viejo pacto y el Nuevo testamento o nuevo pacto) el pacto de la ley y el pacto de la gracia? ¿En qué parte de las escrituras nos dice que debemos romper las susodichas maldiciones generacionales? ¿no las rompió Cristo cuando murió en la cruz? ¿no me perdonó todo cuando vine a él arrepentido y me entregué para servirle? ¿todavía estoy cargando con los pecados de mis padres? ¿habrá que retroceder hasta Adán y Eva nuestros primeros padres?.

TAL MALDICIÓN GENERACIONAL !NO EXISTE¡ Todo esto no es más que un engaño diabólico, haciendo creer a los cristianos que si algo les sucede, ya sea enfermedad o fatiga, o problema, o situación económica, etcétera, es por causa de maldición generacional, ignore tal cosa, no se doblegue a esa mentira y entréguese a la VERDAD de Dios.  No ponga atención a grupos o movimientos ecumenistas sometidos a las instrucciones del líder ya fallecido del Opus Dei, José María Escribá de Balaguer inventor real del G12 y sus afiliados. El modelador empresarial de la iglesia moderna César Castellanos y la senadora visionaria $$$ de la Visión de la cruz. – La biblia nos dice ” Pero persiste tu en lo que has aprendido y te persuadiste, sabiendo de quien has aprendido” 2 Timoteo 3:14.

En ninguna parte las escrituras nos dice que un discípulo o apóstol de Dios, andaba rompiendo “maldiciones”. Si usted sabe de alguno, por favor hágamelo saber para quitar de mi esta ignorancia. Esta falsas corrientes heréticas, está promoviendo que muchos creyentes se preocupen por saber si sus ancestros no les heredaron alguna maldición, y les impide vivir la libertad que Cristo les ha dado. No cabe duda un engaño terrible que esclaviza al hombre.

Pero deje usted esto, luego tendrá que buscar a un “especialista” en “liberación” para que realice su trabajo libertador. – ¿No dice la escritura en Marcos 16:17-18 “Y estas señales seguirán a los que creen: En mi nombre echaran fuera demonios, hablaran nueva lenguas, tomaran en sus manos serpientes, y si bebieren cosa mortífera, no les hará daño; sobre los enfermos pondrán sus manos y sanaran?“. Esto es la palabra de Dios no inventos.- Considero que si alguien necesita “liberación,” son estos inventores de mentiras y necesitan ser liberados , romper y desatarse de esa ignorancia herética, y pedirle perdón al Señor Jesús.

Que base bíblica marcan para fundamentar esta teoría, doctrina, o nueva revelación?
Pues bien ellos dicen que en Éxodo 20:4-6 la biblia dice¨: “No te harás imagen, ni ninguna semejanza de lo que está arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra. No te inclinarás a ellas , ni las honrarás, porque yo soy Jehová tu Dios, Fuerte y celoso que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen”. Note usted que es Dios, (no las maldiciones, ni los demonios), quien vista la maldad de los padres sobre los hijos. Y solo cae sobre aquellos que aborrecen a Dios, es decir aquellos que no le obedecen, aquí no habla de maldiciones sino de castigo por no obedecer. Este versículo no es sólido para argumentar esta “doctrina” En los tiempos de Moisés la familia era numerosa y era común vivieran bajo el mismo techo por así decirlo los padres, hijos, nietos y bisnietos y hasta tataranietos, por supuesto si existía un miembro problema, toda la familia lo padecía. Como hoy día, si un miembro de la familia tiene problemas de vicios, económicos o de cualquier índole y la familia es unida, pues todos los miembros sufren la situación. Cuando el Señor dice “visito” significa “castigo” es decir hago sufrir también a tus descendientes , por causa de tu maldad (desobediencia) si fuera de otra manera, entonces los escritos de los antiguos fueron erróneos vea Deuteronomio 24:16 y Ezequiel 18:20. La escritura deja bien claro pues que los hijos nunca serán castigados por la culpa de los pecados de los padres., lo que sucede es que estos también sufren por causa de que su padre pecó delante de Dios. Este sufrimiento es interno, es del alma.

¿Piensa usted que confesando los pecados de sus antepasados, pidiendo perdón a Dios por ellos, atando y desatando maldiciones, y haciendo guerra espiritual logrará eliminarlos ? la respuesta es clara, definitivamente NO, sencillamente porque no es posible. Hay personas creyentes que han hecho esto, sin embargo, permanecen igual, con sus mismos problemas, con sus mismos achaques de enfermedades, y deficiencias físicas y espirituales.

Amigo, hermano, el que cambia el corazón, perdona tus pecados, rompe toda cadena (maldición) y ataduras (esclavitud del pecado), es el Nombre de Jesucristo. Marcos 16:17-18 Hechos 2:38 Hechos 4:12 (de cualquier maldición), Filipenses 2:9-11. También añaden otro versículo que se halla en Deuteronomio 11:26 que dice: “he aquí yo pongo hoy delante de vosotros la bendición y la maldición“, para argumentar su posición, pero estos ignoran voluntariamente el contexto que se encuentra en los siguientes versículos que dicen: Vers.27 “la bendición , si oyereis los mandamientos de Jehová vuestro Dios, que yo os prescribo hoy” y Verso 28 “y la maldición, si no oyereis los mandamientos de Jehová vuestro Dios, y os apartareis del camino que yo os ordeno hoy, para ir en pos de dioses ajenos que no habréis conocido“. Claramente en estas citas leídas nos percatamos que se refiere a la OBEDIENCIA y aquí la “maldición” es por supuesto el CASTIGO por causa de su desobediencia. ¿QUIEN PUES ESTÁ BAJO MALDICIÓN (propenso recibir el castigo)? sino todo aquel que desobedece al mandato divino, pero si se arrepiente y confiesa su pecado, puede ser redimido y hecho libre de culpa. 1 San Juan 1:9 y 2:2.

!Si, ya fuimos rescatados, redimidos y liberados de toda maldición, por la fe en nuestro Señor y Salvador Jesucristo ¿Qué autoridad tienen esos grupos fraudulentos que practican todas estas mentiras del diablo como para decirnos que tenemos que “romper maldiciones generacionales”? San Pedro escribe: “Sabiendo que fuisteis rescatados de vuestra vana manera de vivir, la cual recibisteis de vuestros padres, no con cosas corruptibles como oro o plata, sino con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminación” 1 Pedro 1:18-19.

La doctrina de las “maldiciones generacionales” se contraponen y anulan la obra expiatoria de nuestro Señor y Salvador Jesucristo.- Ya que expiar significa quitar, borrar, cubrir las culpas mediante un sacrificio. Cristo fue nuestro sacrificio en la cruz. Si decimos que aun tenemos o arrastramos pecados o maldiciones generacionales , estamos afirmando que el sacrificio de Cristo no fue suficiente. !Y eso es una horrenda HEREJÍA¡. Lea por favor en su biblia las siguientes citas para su confirmación. Romanos 5:6-8, 2 Corintios 5:21, 1 Pedro 3:18 y Hebreos 9:28.

Por otra parte, los llamados “ministerio de intercesión y ministerio de liberación” que
incluyen : guerra espiritual, sanidad interior, liberación de endemoniados, pensamiento positivo, prosperidad financiera, etcétera, etcétera, no son otra cosa que engaños del diablo en estos tiempos; busque usted en su biblia y se dará cuenta que estos “ministerios” no se encuentran en ninguna parte de la escrituras, no se deje engañar por estos falsos “apóstoles y profetas” de hoy. La biblia dice: “Porque hay muchos contumaces, habladores de vanidades y engañadores, a los cuales es preciso tapar la boca; que trastornan casas (iglesias) enteras, enseñando por ganancia $$$ deshonesta lo que no conviene” Tito 1:10-11. Imaginen ustedes si se aplicara la maldición generacional hoy; si en el pueblo de Israel había un anatema, todo el pueblo era culpable y castigado. Esto quiere decir, que hoy en la Iglesia hay una persona que ha pecado, toda la iglesia está entonces bajo maldición. !Mentira de mentiras¡ Es imposible pues que la iglesia del Señor Jesucristo esté bajo maldición. “! AHORA PUES NINGUNA CONDENACIÓN HAY PARA LOS QUE ESTAN EN CRISTO JESUS, LOS QUE NO ANDAN CONFORME A LA CARNE, SINO CONFORME AL ESPIRITU” ¡ Romanos 8:1 El diablo tratará de hacerle creer siempre que usted se encuentra bajo alguna maldición, ! ignórelo ¡ hermano !Cristo te hizo libre ¡ !vive tu libertad en él ¡ pues no estamos bajo la ley sin bajo la gracia.

Dios te bendiga en abundancia en Cristo Jesús, Señor nuestro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué piensas de esto? Tus comentarios pueden ser anónimos o no, y serán muy agradecidos, por más corto que sean. Sé respetuoso.