martes, 5 de junio de 2012

Vladímir Putin: “No se puede formar la agenda global a espaldas de Rusia y China”

 Las alianzas más esperadas en siglos: Rusia, China, y los árabes, todos contra la bendita nación de Israel.


“Lo más importante es que cualquier político sensato, un experto en el campo de la economía y de las relaciones internacionales  hoy en día es consciente de que es imposible formar y poner en práctica una agenda global a espaldas de Rusia y de China, sin tener en cuenta sus intereses. Esa es una realidad geopolítica del siglo XXI”, resume Vladímir Putin en su artículo publicado en el diario chino 'Renmin Ribao'.

Una alianza de futuro


En el artículo el presidente ruso comparte sus estimaciones sobre las perspectivas de colaboración entre ambos países, cuyas relaciones -sostiene- destacan por su transparencia y carácter avanzado.
La interacción entre Rusia y China representa un ejemplo del nuevo tipo de relaciones bilaterales “libres de toda clase de prejuicios y estereotipos”, según Putin, que recalca cómo en todos los temas principales del panorama político y económico de hoy ambos estados se han convertido en promotores activos del equilibrio en un mundo multipolar.
“En todos estos temas las posturas de Rusia y de China son prácticamente las mismas y se basan en los principios de responsabilidad y de compromiso con los valores básicos del derecho internacional, en el respeto absoluto a los intereses del socio. Y así  podemos encontrar fácilmente un lenguaje común,  desarrollar una táctica y estrategia común. Y al mismo tiempo introducir bases constructivas para el debate internacional sobre los temas actuales más urgentes. Se trata de la situación en Oriente Medio y África del Norte, la situación en torno a Siria y Afganistán, los problemas de la Península Coreana y el programa nuclear de Irán”, señala Putin.

Por la estabilidad regional y mundial


“Reitero que la asociación estratégica entre Rusia y China es un poderoso factor que fortalece la estabilidad regional y mundial. Es en esta lógica en la que estamos trabajando para reforzar la cooperación dentro de la Organización de Cooperación de Shanghái (OCS), cuyo décimo aniversario se celebró el año pasado”, continúa.
“Después de todo, Rusia necesita una China próspera. Y a su vez, China necesita una Rusia exitosa. Nuestra asociación no va dirigida contra nadie, sino que se orienta a la creación, el fortalecimiento de la justicia y los principios democráticos en los asuntos internacionales. Y por lo tanto demandada por el tiempo”, destacó Putin.
“Un antiguo proverbio chino reza así: las aspiraciones comunes son el poder compartido. Estamos dispuestos a trabajar juntos por los intereses de nuestros países y pueblos. Y estoy seguro de que esto dará frutos dignos”, concluye Putin su artículo.

Fuente: RT

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué piensas de esto? Tus comentarios pueden ser anónimos o no, y serán muy agradecidos, por más corto que sean. Sé respetuoso.