lunes, 11 de junio de 2012

NASA descubre vida vegetal sin precedentes en el Océano Artico

Cientificos de la NASA descubrieron recientemente crecimientos de fitoplanctons debajo de las capacas de hielo del Océano Artico, lo que da indicios de vida incluso en las condiciones climáticas de la región.

 El crecimiento de los organismos vegetales fue descubierto debajo del hielo de una extensión de aproximadamente 60 millas (116 kilómetros).

La expedición de la NASA, denominada ICESCAPE, siglas en Inglés para Impactos del Clima en Ecosistemas y Química del Ambiente del Artico Pacífico, recorrió las aguas del Artico en los mares conocidos como Beaufort y Chukchi en la costa norte y occidental de Alaska en un barco de la guardia costera estadounidense especializado para aguas congeladas, conocidos como “icebrakers.”
Kevin Arrigo, líder de la expedición y oceanógrafo de biología de la Stanford University, en California, dijo que “nuestros resultados muestran claramente que el Océano Artico es un lugar mucho más biológicamente productivo de lo que habíamos imaginado.”
Arrigo también dijo que “como alguien que ha estado estudiando el ecosistema marino polar por 25 años, siempre había pensado que la idea de un crecimiento de fitoplanctons debajo del hielo no tenía sentido. “
Los fitoplanctons son la fundación de la vida marina y proporcionan alimento a plantas, peces e incluso ballenas. Para su crecimiento, necesitan la luz del sol y ciertos nutrientes como nitrógeno y fósforo.

Hasta el momento científicos creían que estas criaturas podían vivir en el océano lejos de regiones que como el Artico, están cubiertas por hielo.
Hace 30 años, la mayoría del hielo en esa región tenía un grosor de aproximadamente tres metros, sin embargo en años recientes esas capas son más delgadas y contienen perforaciones en las que la luz del sol es capaz de entrar.
Arrigo también refutó la teoría de que los organismos pudieron haber crecido en otra región en el mar abierto y que se hubieran desplazado hacia el Artico. “Dadas las corrientes y el movimiento del hielo, hemos mostrado que eso no es posible,” dijo Arrigo.
De acuerdo con la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio, (NASA, por sus siglas en inglés), los resultados revelan “una nueva consecuencia del calentamiento climático del Artico y proporciona una pista importante para entender el impacto del clima cambiante y el ambiente del Océno Artico y su ecología.”
De acuerdo con Paula Bontempi, científico de la NASA y quien también fue parte de la expedición que realizó el hallazgo, “es como encontrar la selva del Amazonas en medio del Desierto Mojave. Nos embarcamos en el ICESCAPE para validar nuestros datos del satélite que observa el océano en un área de la Tierra a la cual es muy difícil llegar. Terminamos haciendo un descubrimiento que espero ayude a investigadores a entender mejor el Artico.”

Fuente: Christianpost

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué piensas de esto? Tus comentarios pueden ser anónimos o no, y serán muy agradecidos, por más corto que sean. Sé respetuoso.