domingo, 17 de junio de 2012

La izquierda revalida su victoria en Francia con la mayoría absoluta

  • El partido socialista logra la mayoría parlamentaria por primera vez desde 1981
  • El PS y sus aliados tendrían entre 312 y 326 de los 577 escaños
  • La mayoría absoluta en la Cámara baja francesa se sitúa en 289 escaños
  • La participación alcanzó un mínimo histórico, de en torno al 56%

Será el primer parlamento con mayoría socialista desde 1981. También el primero en más de una década con presencia del Frente Nacional y el que tiene una mayor cuota femenina, con 108 diputadas. Francia ha escrito este domingo el último capítulo de un año cargado de citas electorales. Las elecciones legislativas han refrendado la mayoría que las presidenciales ya le dieron a François Hollande hace menos de dos meses.
Si el Elíseo tiene inquilino socialista, también en el Palais Bourbon, sede del Parlamento, la mayoría será de color rosa. Según los últimos datos y a falta de que finalice el escrutinio, el partido de François Hollande y sus aliados tendrían entre 312 y 326 de los 577 escaños frente a los entre 212 y 235 del partido UMP y partidos afines. La mayoría absoluta está en los 289 asientos. El Frente Nacional de Marine Le Pen ha conseguido entrar en la asamblea, donde ocupará dos escaños.
Las urnas han arrojado ganadores y vencedores. Del lado de las sonrisas, han brindado la victoria todos los ministros del Gobierno que se habían presentado a los comicios. "El Gobierno podrá actuar con eficacia", ha valorado la victoria el jefe del Ejecutivo Jean Marc Ayrault. "La obra que tenemos ante nosotros es inmensa, nada será fácil, nada nos será dado. La nueva mayoría se ejercerá con responsabilidad y justicia", ha dicho Ayrault.
Con una abstención del 44%, la mayoría parlamentaria le da a François Hollande comodidad para aplicar las reformas prometidas durante su campaña y legitimidad para promover el giro hacia el crecimiento con el que quiere sacar a Europa de la crisis. Con el apoyo ciudadano, podrá gobernar sin necesidad de rendir cuentas a posibles aliados, como los ecologistas o el Frente de Izquierdas.

Perdedores

Confeti en la casa socialista, el champán no dio para todos. Entre los derrotados de la jornada, Marine Le Pen perdió la batalla en Hénin Beaumont, donde la victoria fue para su rival, el candidato socialista Philippe Kemel. La ultraderechista pidió un recuento, tras obtener un ajustado 49% de votos, frente al 50% de su rival.
También se sumó a la caída la socialista Ségolène Royal, quien aspiraba a ocupar el escaño por la segunda circunscripción de La Rochelle y que quedó por detrás del candidato disidente Olivier Falorni. "Lo que importa ahora es volver al combate y no dejarse vencer", dijo Royal, que anunció además que va a reflexionar sobre su futuro."No excluyo nada. Estudiaré todas las posibilidades que me permitan seguir al servicio del país", ha dicho.
El supuesto tuit de apoyo a Falorni emitido esta semana por la primera dama, Valerie Trierweiler, "no ha contribuido a solucionar las cosas", dijo Royal, cuya derrota ha generado polémica en las filas socialistas. Algunos de sus compañeros de partido, como la secretaria Martine Aubry, han lamentado el respaldo de la derecha con el que Falorni ha sostenido su victoria.
El centrista François Bayrou, que también fue candidato a las presidenciales, ha cedido en la segunda circunscripción de Pyrénees Atlantiques. "Siempre me he batido con la cabeza y el corazón por las ideas que he defendido. La política necesita valores, paz, unidad", dijo el dirigente el Modem en su discurso de derrota.

La sobrinísima, con escaño

Si Marine Le Pen no ha conseguido escaño, sí lo ha hecho su sobrina, Marion Maréchal Le Pen, una de las triunfadoras de la jornada electoral. La bejamina de la saga se convierte en la diputada más joven de esta nueva Asamblea en la que habrá 108 mujeres, un récord en Francia. "Estoy orgullosa de ser la portavoz de la nueva juventud francesa", dijo la representante ultraderechista.
En las filas del partido derrotado, la UMP de Nicolas Sarkozy, han caído en esta segunda votación los ex ministros Claude Guéant y Nadine Morano. Sí han conseguido su escaño Natalie Kosciusco-Morizet, ex portavoz de campaña de Sarkozy, o Xavier Bertrand, que ocupaba la cartera de Trabajo en el Gobierno saliente.
Alain Juppé, ex ministro de Exteriores, reconoció la derrota electoral de su partido mientras que el ex primer ministro François Fillon, que ya tiene su asiento en la Asamblea por la segunda circunscripción de París, ha dicho que "el tiempo de combate para la reconquista comienza ahora".

Fuente: Elmundo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué piensas de esto? Tus comentarios pueden ser anónimos o no, y serán muy agradecidos, por más corto que sean. Sé respetuoso.