miércoles, 20 de junio de 2012

La Fed extiende hasta diciembre "Operation Twist" e inyectará $267,000 millones


No es un QE3, pero también servirá para alentar el ánimo de los inversores. La Reserva Federal sigue reticente a imprimir más dinero, pero hoy ha decidido prorrogar la Operación Twist, un programa para canjear deuda a corto plazo (de 3 años o menos) por deuda a largo (con vencimientos entre 6 y 30 años) que concluía a finales de mes. El programa se extenderá hasta finales de año, según el comunicado difundido por el organismo.

Además, el Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) de la Fed  ha decidido mantener los tipos de interés en un rango objetivo de entre el 0% y el 0,25%, donde permanecen sin cambios desde diciembre de 2008. El presidente del organismo, Ben Bernanke, tiene previsto comparecer a las 20:15 hora española.
La Fed decidió resucitar esta operación, el programa que empleó en la década de 1960, para tratar de reanimar la economía, el pasado mes de septiembre. Lo hizo con la intención de mantener bajo control los tipos de interés a largo plazo y mejorar las condiciones de financiación. Y, a diferencia de las expansiones cuantitativas, los llamados QE1 y QE2, no implica la creación de dinero nuevo.

Hace nueve meses decidió vender un paquete de 400.000 millones de dólares a corto plazo para adquirir bonos a largo plazo por la misma cantidad, cifra que en esta ocasión será de 267.000 millones de dólares.
Así pues, la decisión sobre si aplicar o no un QE3, se aplaza entonces hasta la próxima reunión de dos días fijada para el 31 de julio. Dependerá de cómo avance la economía. La Fed insiste en que EEUU continúa expandiéndose a un ritmo moderado, por lo que no ha cerrado en ningún momento la puerta a aplicar una tercera ronda de estímulos, que en ningún caso superaría los 600.000 millones de dolares, según los expertos, si la situación así lo requiere.

En mayo, el gobierno estadounidense revisó a la baja la tasa de crecimiento económico del primer trimestre del año del 2,2% al 1,9%, y el desempleo se elevó por primera vez en once meses, una décima, hasta el 8,2%. Estos datos han provocado que algunos miembros de la Fed hayan vuelto a considerar la aplicación de más medidas de estímulo.

A las dudas sobre la frágil recuperación de EEUU se ha unido el repunte de las tensiones financieras en la zona euro, donde varias economías europeas se encuentran además en recesión.

El propio presidente de la Fed, Ben Bernanke, señaló recientemente que la institución no descarta "ninguna opción", aunque mantiene la precaución.
"Si decidimos que son necesarias nuevas medidas, entonces deberemos decidir cuáles son las apropiadas o qué comunicación es la apropiada. Tenemos opciones que podemos considerar", explicó ante un comité del Congreso acerca de esta reunión de la Fed de este 19 y 20 de junio.
En el comunicado, la institución presidida por Ben Bernanke también mantiene su compromiso de mantener los tipos de interés en niveles "excepcionalmente bajos" al menos hasta finales de 2014.

La decisión de mantener la política monetaria contó con el voto a favor de todos los miembros del comité a excepción de Jeffrey M. Lacker, quien se opuso a la decisión de prorrogar la Operación Twist hasta diciembre.

Fuente: Eleconomista

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué piensas de esto? Tus comentarios pueden ser anónimos o no, y serán muy agradecidos, por más corto que sean. Sé respetuoso.