miércoles, 13 de junio de 2012

Especial de Día del Padre: Los niños necesitan convertirse en buenos hombres

El rol tradicional de un hombre es proveer protección y estar en relación con su familia. Ese rol requiere que un hombre desarrolle carácter. Pero tú podrías haber estado involucrada con hombres que no cumplieron sus roles, y en consecuencia, tu hijo podría no haber tenido un modelo ideal a seguir. Así que aquí está mi lista (compilada con ayuda de madres solteras) detallando muchas de las cualidades que hacen a un buen hombre. Inculcar estas cualidades en tu niño lo ayudaran a convertirse en un buen hombre, y en general, en un buen ser humano.

Perseverancia
 La grandeza nace por la perseverancia ante la adversidad. Los niños deben aprender a perseverar ante la adversidad así van a triunfar más tarde durante las temporadas más duras de la vida. Perseverancia es probablemente una de las cosas más difíciles de enseñar a sus hijos. Requiere de ellas resistir el impulso de rescatar a sus hijos cuando ellos están luchando.

Confiabilidad
 Confiar en alguien es saber que él o ella estará a tu lado – que no va a huir cuando la situación se pone difícil. Una de las maneras en que determino el carácter de un hombre es si confiaría en él, o no, para cubrir mi espalda.

Habla con tu hijo sobre lo que significa para ti el ser capaz de confiar en alguien. Si tienes problemas para confiar debido a experiencias pasadas, háblalo con él para que así él pueda entender lo importante que es la confiabilidad y cuan dañino puede ser cuando esta es violada.

Valentía
 Enséñale a tu hijo a que se guie con valentía, a defender sus convicciones aun cuando podrían resultar en dolor, pena o consecuencias negativas. Algún día él va a liderar a su propia familia. Los padres se enfrentan con decisiones difíciles diariamente. La pregunta es ¿quieres que se guie con valentía o con cobardía?

Tu hijo necesita el valor para continuar haciendo lo que es correcto incluso cuando aquellos alrededor de él tratan de comprometerlo; una buena cualidad es tener valor de defender sus convicciones ante la crítica abrumadora.

Compasión
 ¿Existe algo peor que un brabucón? ¿Existe algo menos varonil que un matón que se mete con los más débiles que él? Indica ejemplos diarios de brabucones y explica a tu hijo las repercusiones para todos los involucrados en cada escenario. Usa ejemplos como los de un asaltante que roba los cheques del seguro social de los ancianos, el esposo que abusa física o emocionalmente de su esposa e hijos, o el jefe que hostiga aun empleado.

Un hombre debería defender a aquellos que no se pueden defender a sí mismos. Enséñale a tu chico desde una temprana edad la nobleza de proteger al débil y al indefenso.

Auto-disciplina y auto-control
La auto-disciplina y el auto-control son diferentes aun que están inexplicablemente entretejidos. La auto-disciplina es hacer algo que no queremos pero que deberíamos hacer. El auto-control es no hacer algo que queremos pero que no deberíamos. La falta de uno, o de estos dos rasgos del carácter, es uno de los que hunde a más hombres y destruyes más vidas que cualquier otro déficit de carácter. 

La ausencia de cualquiera de estos dos rasgos lleva a los hombres a adicciones de drogas, apuestas, pornografía, alcohol y adulterio – los cuales son destructores de familia y asesinos de vidas.

La auto-disciplina y el auto-control guardan a un hombre de hacer cosas en privado que nunca haría en público. Son fortalezas internas que un hombre desarrolla con ejercicio a través del tiempo, como un músculo. Típicamente si un hombre carece de auto-disciplina en un área de su vida, también carece de auto-control en otras áreas.

¿Cómo un niño desarrolla auto-disciplina y auto-control? Él los desarrolla rindiendo cuentas por sus acciones.

Honestidad
 Una de las cosas más difíciles para los hombres es admitir cuando han hecho algo mal. Mientras que eso no es probablemente una noticia importante para ti, se consciente de que los niños luchan con la misma inclinación natural.

Deja saber a tu hijo que esperas honestidad de él en todo momento, aun cuando él ha tomado malas decisiones – luego modela este comportamiento tu misma. Un hombre que es honesto consigo mismo es honesto con otros. Las mentirillas piadosas para proteger los sentimientos de otras personas no son necesariamente inocentes. El arte de la diplomacia y los buenos modales le servirá mejor a tu hijo que una pequeña mentira.
Fuente: Enfoqueenlafamilia

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué piensas de esto? Tus comentarios pueden ser anónimos o no, y serán muy agradecidos, por más corto que sean. Sé respetuoso.