jueves, 14 de junio de 2012

Elecciones en Grecia: El izquierdista Tsipras modera su discurso para evitar el miedo


Hace algo más de un mes que la convocatoria de unas elecciones en Grecia dejó de ser un asunto privativo de partidos para convertirse en una cuestión de Estado. Porque al país le quedan exactamente 2.000 millones de euros hasta el 20 de julio para satisfacer sus obligaciones, y solo en pagos de sueldos y pensiones se le irán 660, así que, si no se forma Gobierno rápidamente, y la ayuda sigue congelada por un vacío de poder como el resultante el 6 de mayo, el país quebrará sin remisión este verano.
Tras una campaña medida al milímetro —frente a la espasmódica carrera de su principal adversario, el conservador Andonis Samarás—, el izquierdista Alexis Tsipras no iba a concluir con un volantazo. En el mitin de cierre, este jueves en el degradado centro de Atenas, prometió “un Gobierno de todos los griegos el lunes”, que garantice la continuidad del país “en Europa y en el euro”.

 En los últimos días de la contienda, Tsipras ha puesto buen cuidado en modular su discurso para contrarrestar el miedo que inspira en Bruselas o Berlín, pero también en casa, y que podría volverse en su contra el domingo. “La solución para Grecia está en Europa, y esta solución debe defenderse”, dijo el martes, no sin reiterar su oposición al programa de austeridad impuesto por la troika, y su disposición a renegociarlo.

En materia de comunicación política, la campaña de Tsipras ha sido de relumbrón. Días después de la anterior consulta, visitó con su equipo la sede del Estado Mayor del Ejército. Hace una semana, reunió en Atenas a los embajadores del G-20 para asegurarles que Syriza no quiere la salida de Grecia del euro. Su gira por Francia y Alemania en mayo despertó suspicacias entre el resto de líderes griegos, que le acusan desde entonces de comportarse como un primer ministro in péctore. Syriza pidió incluso una entrevista con el presidente francés, François Hollande, en vano. Dosificadas y constantes, han sido sin embargo sus apariciones en los principales medios internacionales —anglosajones en su mayoría y ninguno alemán—, las que más repercusión han dado a su campaña.

Empatado en las encuestas con Samarás, tras haberse merendado al histórico Pasok el 6 de mayo, ¿en qué consiste su tirón? “Tsipras ha moderado su discurso y habla de renegociación del paquete de ajuste para no provocar temor en el electorado griego que quiere mantenerse en el euro”, explica el periodista Kostas Pliakos. “Su subida se explica porque es el único que ha logrado proponer una alternativa de gobernabilidad al margen de los drásticos ajustes que han destruido la economía”, añade.
“Por primera vez, la izquierda tiene posibilidades de gobernar en Grecia”, afirma Dimitris Jristú, director de Afyí (Aurora), el órgano de difusión de Syriza. “La progresión de Tsipras [13 diputados en 2009, 52 en mayo] no tiene precedentes. En solo dos meses se ha convertido, según varias encuestas, en una alternativa de poder, y eso que ha debido hacer una campaña contra el miedo, el único programa que ha enarbolado Samarás. Tsipras, además, encarna la figura de un nuevo dirigente para un nuevo sistema político”, el que, en un parto interminable, está por nacer en Grecia.

Fuente: ElPaís

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué piensas de esto? Tus comentarios pueden ser anónimos o no, y serán muy agradecidos, por más corto que sean. Sé respetuoso.