miércoles, 13 de junio de 2012

Daniel 9:24 . Mateo 24:40 . 1 Tesalonicenses 4:15-18

 ESTAS PREPARADO? ARE YOU READY?

En lo que tiene que ver con la relación de la humanidad para con Dios y en su plan para con ella, para nosotros que somos dispensacionalistas, la totalidad de corto periodo que Dios ha diseñado para la humanidad en esta tierra se puede dividir en estaciones claramente definidas ...
En Eclesiastés 3:1 Dios estableció, mediante la inspiración a Salomón, que Él ha determinado un "tiempo" para todo. 

Del Jardín al Diluvio
 
En el Jardín del Edén, al hombre se le ordenó que no comiera del árbol del conocimiento del bien y del mal. Dios también le ordenó al hombre ser fecundo y multiplicarse y tomar el dominio de la tierra.
El hombre vivió en la inocencia y atendió el Jardín hasta el día en que se rompió el único mandamiento que específicamente se le dio con una advertencia. Adán y Eva comieron del árbol y por ello fueron expulsados de ese jardín perfecto. De este modo, la humanidad entró en una nueva temporada en la que vivirían sus vidas gobernadas por sus conciencias, ahora echadas a perder por el conocimiento del bien y el mal.
Desde entonces y hasta el diluvio, transcurrieron alrededor de 1,560 años en que el hombre hizo lo recto ante sus propios ojos. No había ninguna ley, ninguna Biblia, ninguna autoridad de gobierno por el cual el hombre debía vivir en paz con sus semejantes y su Creador. Por no haber ley, rápidamente se convirtió todo en una época de anarquía, en la que incluso los ángeles caídos habían cruzado a territorio prohibido y bajaron y tuvieron sexo con las mujeres humanas. 

Noé y el Diluvio
 
Para el momento en que Noé comenzó a construir el Arca, la humanidad se había hundido ya en profundidades de depravación inimaginables. De hecho, era tan malos los seres humanos, que Dios tuvo que destruir a la humanidad completa, con la excepción de 8 personas a través de un diluvio.


Este cataclismo mundial provocó el final abrupto de esa época en que el humanismo reinó. La humanidad obviamente necesitaba ayuda urgente de su Creador. 

Gobiernos humanos
 
Una vez concluido el "reseteo" causado por el Diluvio del reloj que marcaba los años designados para el hombre caído, Dios pactó con Noé y ese pacto establecía que la sangre inocente, ya no sería derramada sin consecuencias. Y con la creación de la pena capital, Dios mismo establece el marco para que el hombre gobierne a los demás hombres: Así comienza la época de los gobiernos humanos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué piensas de esto? Tus comentarios pueden ser anónimos o no, y serán muy agradecidos, por más corto que sean. Sé respetuoso.