martes, 1 de mayo de 2012

¿Se pondría un chip en la mano para entrar en la oficina?


Cincinnati, en Ohio, ha sido una ciudad con importantes conexiones para conmigo, pero nunca creí que alguna vez me tocaría escribir esto.
La empresa Queen City Construction, con sede en esa ciudad norteamericana, lleva desde 2006 implantando chips de radiofrecuencia subcutáneos entre sus trabajadores. 

La medida, que es voluntaria, pretende facilitar la identificación de los mismos a la hora de entrar y salir de la oficina. En la práctica, la finalidad no es nada marciana, ya que hoy día rara es la compañía que no obliga a sus trabajadores a llevar colgado de cuello la pertinente tarjeta de entrada. Lo que han hecho en Ohio viene a ser como llevar esa tarjeta de forma perenne en la mano, dificultando que se olvide en casa.
Pero las dudas asaltan frente a la 'innovación'. ¿Se garantiza que no van a monitorizar al empleado fuera de las horas de oficina? ¿No es sino una forma de esclavitud encubierta? ¿Es realmente una medida contra el absentismo laboral?
Tras el éxito de la misma medida en perros domésticos, nos llega la hora a los humanos. Qué razón tenía Orwell....

Fuente:Intereconomia

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué piensas de esto? Tus comentarios pueden ser anónimos o no, y serán muy agradecidos, por más corto que sean. Sé respetuoso.