sábado, 26 de mayo de 2012

La muerte de Jesús fue el viernes 3 de abril de 33 AD


JESÚS VIVE Y A SU NOMBRE GLORIA!

Crucifixión y muerte de Jesús
32 Al salir de allí, se encontraron con un hombre de Cirene que se llamaba Simón, y lo obligaron a llevar la cruz. 33 Llegaron a un lugar llamado Gólgota, que significa «Lugar de la Calavera», 34 y allí le dieron a beber vinagre mezclado con hiel; pero Jesús, después de haberlo probado, no quiso beberlo. 35 Después de que lo crucificaron, echaron suertes para repartirse sus vestidos, con lo que se cumplió lo dicho por el profeta: «Se repartieron mis vestidos, y sobre mi ropa echaron suertes.» 36 Luego se sentaron a custodiarlo. 37 Sobre su cabeza pusieron su causa escrita: «ÉSTE ES JESÚS, EL REY DE LOS JUDÍOS». 38 Junto a él crucificaron también a dos ladrones, uno a la derecha y otro a la izquierda. 39 Los que pasaban lo insultaban, y mientras meneaban la cabeza 40 decían: «Tú, que derribas el templo y en tres días lo reedificas, sálvate a ti mismo. Si eres Hijo de Dios, desciende de la cruz.» 41 Del mismo modo, también se burlaban de él los principales sacerdotes, los escribas, los fariseos y los ancianos. Decían: 42 «Salvó a otros, pero a sí mismo no puede salvarse. Si es el Rey de Israel, que baje ahora de la cruz, y creeremos en él. 43 Ya que él confió en Dios, pues que Dios lo libre ahora, si lo quiere. Porque él ha dicho: “Soy Hijo de Dios.”» 44 Y también lo insultaban los ladrones que estaban crucificados con él.
45 Desde el mediodía y hasta las tres de la tarde hubo tinieblas sobre toda la tierra. 46 Cerca de las tres de la tarde, Jesús clamó a gran voz. Decía: «Elí, Elí, ¿lema sabactani?», es decir, «Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado?» 47 Algunos de los que estaban allí, decían al oírlo: «Está llamando a Elías.» 48 Al instante, uno de ellos corrió y tomó una esponja, la empapó en vinagre y, poniéndola en una caña, le dio a beber. 49 Los otros decían: «Deja, veamos si Elías viene a librarlo.» 50 Pero Jesús, después de clamar nuevamente a gran voz, entregó el espíritu.
51 En ese momento el velo del templo se rasgó en dos, de arriba hacia abajo; la tierra tembló, las rocas se partieron, 52 los sepulcros se abrieron, y muchos cuerpos de santos, que ya habían muerto, volvieron a vivir. 53 Después de la resurrección de Jesús, éstos salieron de sus sepulcros y fueron a la santa ciudad, donde se aparecieron a muchos. 54 Al ver el terremoto y las cosas que habían sucedido, el centurión y los que estaban con él custodiando a Jesús se llenaron de miedo, y dijeron: «¡En verdad, éste era Hijo de Dios!»
55 Muchas mujeres, que desde Galilea habían seguido a Jesús para servirlo, estaban allí mirando de lejos. 56 Entre ellas estaban María Magdalena, María la madre de Jacobo y de José, y la madre de los hijos de Zebedeo. 
 
Mateo 27: 32-56

Geólogos estadounidenses y alemanes dicen haber determinado la fecha exacta de la muerte de Jesús a partir del análisis de la actividad sísmica en la zona del Mar Muerto.

En declaraciones recogidas por la agencia KAI, Jefferson Williams, de la organización Supersonic Geophysical,  y Markus Schwab y Achim Brauer, del Centro de Investigación Geológica de Alemania, sostienen que la crucifixión y muerte de Jesucristo tuvo lugar el viernes, el 3 de abril de 33 de nuestra era.
Los investigadores compararon los datos sísmicos con el texto del Nuevo Testamento y con las observaciones astronómicas. La cronología de los terremotos en la región del Mar Muerto mostró que la zona, a unos 20 kilómetros de Jerusalén, sufrió un fuerte  terremoto en el 31 antes de nuestra era y otro en el periodio que va del año 26 al 36.
 
El segundo terremoto se produjo en los días cuando Poncio Pilato era procurador de Judea. La muerte de Jesús en este momento se confirma por los cuatro evangelios y los textos del historiador romano Tácito.
Williams explica que en el capítulo 27 del Evangelio de San Mateo se relata que cuando Jesús estaba agonizando en la cruz, un terremoto sacudió la zona, esparciendo las tumbas y oscureciendo el cielo.


Fuente: RT

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué piensas de esto? Tus comentarios pueden ser anónimos o no, y serán muy agradecidos, por más corto que sean. Sé respetuoso.