martes, 29 de mayo de 2012

Israel retira promesa a EE.UU de no atacar Irán antes de elecciones


Israel retiró su promesa al presidente de EE.UU, Barack Obama, de no atacar las instalaciones nucleares de Irán antes de las elecciones presidenciales de noviembre luego que el mandatario norteamericano rechazó sus exigencias mínimas para las negociaciones nucleares con Irán, según informaron fuentes de Debkafile en Washington.

En público, los ministros de Israel todavía hablan como si creyeran en los resultados de las negociaciones del Grupo 5+1 con Irán. Pero el veto presidencial echó esencialmente a Israel fuera del circuito de la influencia en el resultado de la diplomacia.

Cuando el ministro de Defensa israelí, Ehud Barak, se reunió con el Secretario de Defensa de EE.UU, Leon Panetta, en el Pentágono el 17 de mayo pasado, se le dijo que Obama había rechazado las exigencias matizadas de Israel para que al menos Irán detenga su enriquecimiento de uranio, exporte sus reservas de material enriquecido a un grado superior al 3,5% y cierre la producción en la planta nuclear de Fordo, cerca de Qom.

Durante seis meses, la administración Obama trató de endulzar el trago amargo de este rechazo aumentando la ayuda en seguridad. El último crédito cubrió otros 70 millones de dólares para fabricar más interceptores de misiles de corto alcance «Cúpula de Hierro».

Luego de conversar con Panetta, Barak se dirigió a la Secretaria de Estado, Hillary Clinton, y al Asesor de Seguridad Nacional, Tom Donilon, con la esperanza de ganar su apoyo para suavizar la decisión de Obama. Clinton respondió que no estaba involucrada en las negociaciones con Irán y Donilon, y que una decisión personal del presidente no estaba abierta al cambio.

Luego de una semana de consultas, el ministro de Defensa israelí regresó a su país, durante la cual se decidió dar anular la promesa de Israel de abstenerse de atacar a Irán durante la campaña presidencial de Estados Unidos. El miércoles 23 de mayo, el día que comenzaron las negociaciones en Bagdad, Barak señaló a Washington en este sentido.

Esto fue transmitido en una entrevista de radio temprano en la mañana poco notada con Ehud Barak. Para asegurarse de que sus palabras llegaran a la dirección correcta, sin malentendidos, la oficina del ministro de Defensa emitió una traducción literal del hebreo al inglés:

«No es necesario que nos digan qué hacer, y no tenemos ninguna razón para el pánico. Israel es muy, muy fuerte, pero sabemos que los iraníes son jugadores consumados de ajedrez y tratarán de lograr la capacidad nuclear. Nuestra posición no se modificó. El mundo debe detener a Irán de que se convierta en un país nuclear. Todas las opciones permanecen sobre la mesa».

Fuente: Antesdelfin

1 comentario:

  1. La verdad es que es vergonzoso ver como se comportan los lideres mundiales.primero toman a los ciudadanos por tontos y luego trafulcan la verdad hasta limites insospechados...vamos peor que los niños en un patio de colegio vergonzoso

    ResponderEliminar

¿Qué piensas de esto? Tus comentarios pueden ser anónimos o no, y serán muy agradecidos, por más corto que sean. Sé respetuoso.