martes, 1 de mayo de 2012

¿FUE SATANÁS DIRECTOR DE ALABANZAS?


Por Yuri Banegas

Durante muchos años he oído enseñanzas que deducen que Satanás fue director de alabanzas en el cielo antes de la caída. Durante años y mas con el auge que ha tenido el mover de la alabanza en la iglesia en los últimos 20 años esta enseñanza ha sido difundida cada vez más en las iglesias.
Debo confesar que también por años compartí estas ideas, quizá por el mismo hecho de estar dentro del ministerio de alabanza y querer de alguna manera encontrar en estas, una fuente que apoyara más el trabajo que como músicos hacemos.


Estas enseñanzas son basadas en el pasaje de Ezequiel 28:12-15, el cual cito a continuación:
Hijo de hombre, levanta endechas sobre el rey de Tiro, y dile: Así ha dicho Jehová el Señor: Tú eras el sello de la perfección, lleno de sabiduría, y acabado de hermosura. En Edén, en el huerto de Dios estuviste; de toda piedra preciosa era tu vestidura; de cornerina, topacio, jaspe, crisólito, berilo y ónice; de zafiro, carbunclo, esmeralda y oro; los primores de tus tamboriles y flautas estuvieron preparados para ti en el día de tu creación. Tú, querubín grande, protector, yo te puse en el santo monte de Dios, allí estuviste; en medio de las piedras de fuego te paseabas. Perfecto eras en todos tus caminos desde el día que fuiste creado, hasta que se halló en ti maldad.

De lo que si estoy seguro es que este pasaje hace alusión a Satanás, haciendo una analogía entre éste y el rey de Tiro. Ezequiel describe el entorno en el cual fue creado este ser, que como todos sabemos por su arrogancia y rebelión cayó provocando un caos en el cielo y arrastrando la tercera parte de los ángeles para con él, (Apocalipsis 12:9).Ezequiel es muy descriptivo en cuanto a los atributos que de este ser, deja muy claro la autoridad y dominio que tenía, pero en ningún momento se le ve vinculado al ministerio de alabanza y mucho menos ser el encargado de dirigir la alabanza en el cielo. Si cabe mencionar que al pasearse en medio de las piedras de fuego era porque tenía acceso a la presencia de Dios, cosa que también hacían otros seres como los serafines Isaías 6:6 Y voló hacia mí uno de los serafines, teniendo en su mano un carbón encendido, tomado del altar con unas tenazas.

En todos estos detalles estoy muy de acuerdo, sin embargo levantar una doctrina alrededor de que Satanás dirigía las alabanzas en el cielo me parece una idea un tanto confusa. En primer lugar porque ni cuenta con un gran peso teológico. Sólo el verso 18 menciona algo referente a la música “los primores de tus tamboriles y flautas estuvieron preparados para ti en el día de tu creación”. Este verso es el que ha servido de base para levantar esta doctrina, que como dije anteriormente no la considero acertada.
Para que una verdad sea considerada como doctrina bíblica debe estar sustentada por un buen peso teológico, apoyada en más de un pasaje tanto en el antiguo como en el nuevo testamento. Si ponemos este pasaje en la balanza bíblica veremos que es muy pobre en comparación con la redención, por ejemplo, o la adoración, la cual encontramos en casi toda la Biblia y con un contenido amplio sobre el tema.
Una sola verdad bíblica no puede tomarse como doctrina, aunque el hecho sea real, para ser justificado como doctrina debe ser apoyado en lo largo y ancho de la escritura o por más de dos o tres pasajes coincidentes en tal verdad.

Por otro lado, la música y la alabanza tienen que ver, pero no siempre la música es alabanza. Ese es otro error que se ha enseñado. El pasaje que leímos habla explícitamente de instrumentos, no habla de alabanza. La confusión se da porque siempre tememos la idea que alabar es cantar o tocar instrumentos. Le hemos llamado ministerio de alabanza a grupos que tocan música, entonces ¿el que barre la iglesia no alaba? o ¿el que cuida los niños, o el que sirve las mesas? No quiero me mal interpreten. Sólo pienso que el ministerio de alabanza abarca mucho más que tocar música o cantar. La música sólo es una forma de alabar, hay muchas más, y volviendo al punto; según lo descrito en Ezequiel, el cual debemos estudiar a la par de Isaías 14 y otros pasajes en los cuales se describe a Satanás, no encuentro ahí alusión alguna a que éste era el director de las alabanzas en el cielo.

En otra oportunidad ahondaré mas en el tema de dirección de culto, a la luz de las escrituras, porque alrededor de este “título” también se han tejido ciertas enseñanzas que sería bueno cotejar con lo que dice la Biblia. No pretendo entrar en contradicción con tus puntos de vista, mi intención es realmente que aprendamos a basarnos exclusivamente en lo que las escrituras dicen y no en argumentos de hombres, que podrían ser bien intencionados, pero carentes del peso teológico adecuado para proclamar hechos aislados como doctrinas bíblicas.

Fuente: Contralaapostasia

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué piensas de esto? Tus comentarios pueden ser anónimos o no, y serán muy agradecidos, por más corto que sean. Sé respetuoso.