lunes, 25 de marzo de 2013

EN SEMANA SANTA LAS IGLESIAS SE QUEDAN VACÍAS

Estamos en la celebración de lo que llamamos “SEMANA SANTA”, aunque tristemente en nuestra realidad, la Semana Santa no tienen nada de “santa”. ¿Y porque digo esto? 

Porque el tiempo de reflexión y recogimiento espiritual se ha convertido en un tiempo de orgias, alcohol, diversión y placer. Es en esta semana cuando las playas, casinos, centro de diversión etc. se llenan, y la venta de bebidas alcohólicas y de droga se dispara. Es la época en que más accidentes de tránsitos tenemos, por lo cual, los cuerpos de seguridad y emergencia del Estado tienen más trabajo.

 Es el tiempo  en que mas pecado reina, y en que se olvidan de Dios para dar lugar a  todos los deseos de la carne. Tan corrupta se ha convertido la Semana Santa en nuestra sociedad, que muchos ni piensan en Dios. Las Iglesias se quedan vacías, principalmente las evangélicas, y algunos pastores  optan por darles vacaciones a sus miembros y cancelar los cultos.

Hemos pasado de un tiempo en que la Semana Santa era tan solmene que ni música secular se pasaba el viernes y sábado santo, y ni se permitía circular con vehículos a una época de baile y ritmos mundanos. Recuerdo que en el año 1963 cuando era misionero en Comayagua, fui detenido un viernes Santo y llevado a la posta policial por conducir un carro a un punto de misión en La Paz, porque según  decían “le estaba caminando arriba del cuerpo de Cristo, y podía ser apedreado”. En esa época en Honduras se consideraba un pecado aun cocinar, y una infracción el circular el viernes santo. Todo era solmene que se caía en el fanatismo. Hoy estamos al otro extremo de aquella época. Tristemente vemos como los valores cristianos están en decadencia, y la moral por los suelos.

Reconozco que el feriado de la Semana Santa es una oportunidad para visitar a nuestros seres queridos que viven lejos, y sería bueno en este tiempo tener un encuentro con la familia y con nuestras raíces, pero sobre todo, evocar con respeto y reverencia el mensaje de la Cruz del Calvario, dándole honra a aquel que murió por nosotros para rememorar el hecho histórico relatado en los Evangelios. 

Para los judíos este es tiempo de recogimiento y reflexión, pues celebran las pascuas o la evocación de la salida de Egipto. Pese a que su celebración tienen más de 3,500 años, mantienen sus valores, respeto y reverencia a sus fiestas, pero nosotros, los cristianos, hemos diluido la esencia del hecho histórico que tiene 2,000 años, y lo hemos mundanalizado al extremo, pues todas las fiestas  o celebraciones cristianas se han mercantilizado y degenerado en orgias y vanidad.

¿Cuántos celebran la Navidad  o la Semana Santa en reflexión, familia y con conciencia de su significado histórico? Ya no hay el sermón de las siete palabras. Ya no celebramos la cena del Señor en evocación del mandato de Jesucristo. Ya no mostramos reverencia a tan significativa época, porque el mundo y sus ofertas han ahogado el mensaje de amor y perdón proclamado por el Divino maestro en la Cruz del Calvario.

Volvámonos a Dios. Saquemos tiempo para leer los evangelios. Juntémonos en familia, y aunque dejemos nuestras casas e Iglesias para viajar, busquemos en el lugar al cual visitemos una iglesia, y adoremos a aquel que como dijo en 

Juan 3:16 “porque de tal manera amo Dios al mundo, que Dios a su hijo unigénito para que todo aquel que en el crea, no se pierda, mas tenga vida eterna”.

Fuente: MarioFumero

2 comentarios:

  1. Tambien en las demas religiones pasa. Es mas visto en la catolica. Soy Testigo y ahi no baja al contrario se hacen nuevos estudios con quienes asisitieron al memorial el 5 de abril y al discuso mundial el 8.

    ResponderEliminar
  2. La fe de muchos creyentes va disminuyendo. No así el fanatismo del que se jactan nuevas sectas. Es una nueva era de irracionalismo donde la salvación es propia de unos cuantos iluminados, preferidos y elegidos. LA mayoría va por el mundo haciendo una mezcla ridícula de ritos mágicos y fantasiosos para sobrellevar el gran miedo a la modernidad.

    ResponderEliminar

¿Qué piensas de esto? Tus comentarios pueden ser anónimos o no, y serán muy agradecidos, por más corto que sean. Sé respetuoso.