miércoles, 8 de febrero de 2012

La Armada de Rusia incrementa su poder de combate


Ezequiel 38 -39

Ya para junio de 2012 estará listo el  programa para  incrementar el poderío naval de Rusia. El vicepresidente ruso Dmitri Rogozin, responsable del complejo industrial de defensa, dijo que el gobierno está preparando un plan de desarrollo de la Marina del país para los próximos treinta años.
Ya se han dado pasos concretos encaminados a la modernización de la Marina rusa. El pasado 1 de febrero en el Astillero del Norte de San Petersburgo fue puesta en quilla la corbeta “Gremiaschi” del proyecto base. En los próximos diez años las Fuerzas Navales de Rusia piensan poner en servicio al menos un centenar de buques, entre ellos trenta y cinco corbetas y catorce fragatas. Actualmente Rusia cuenta con un número insuficiente de buques de superficie –estiman algunos expertos. En la Flota del Norte hay un crucero – “Pedro el Grande”, los demás están anclados y requieren una profunda  reparación. Hay dos grandes buques antisubmarinos y una decena y medio de patrulleras. Por eso para formar un grupo naval para una campaña al Atlántico o al Mediterráneo es necesario reunir buques de diferentes flotas –señala el redactor responsable de Nezavísimoe Voiénnoe Obozrenie Víctor Litovkin:

−Los grupos navales que suelen formar los ingleses, norteamericanos, franceses incluyen, por lo general, entre diez o quince buques. Esto representa una fuerza temible. Nosotros tenemos dos buques de combate, los demás son buques de servicio, y de a un buque de diferentes flotas se incorporan a esta agrupación. Así no podemos seguir si queremos defender nuestros intereses en el océano mundial. Estos buques deben ser construidos, más aún que los buques de superficie no solo desempeñan el papel de ostentación de la bandera o de apoyo a las operaciones que se realizan junto a la costa. Esos buques sirven de cobertura al despliegue de los submarinos estratégicos atómicos. Y cuando se cuenta con uno o dos buques, la capacidad de despliegue de esos submarinos se reduce.

La Armada de Rusia necesita diferentes buques: cruceros submarinos estratégicos atómicos, submarinos estratégicos atómicos multipropósitos, y submarinos diesel, además cruceros atómicos de superficie, que pueden realizar largas travesías en el océano, portaaviones, fragatas, corbetas−dice Víctor Litovkin:
−Esto es imprescindible para defender nuestros intereses económicos en el litoral, para combatir a los pitaras, y para ostentar nuestra bandera. Rusia –Gran Potencia Marítima– no puede permanecer encadenada en la costa.

Hoy necesitamos una veintena de unidades de corbeta tipo “Grimiaschi”. Y esto no es ningún problema para las empresas rusas –apunta el vicepresidente de la Academia de Problemas Geopolíticos, Konstantín Sivkov:
−Cualquier astillero puede construir buques de guerra. El quid de la cuestión reside en el diseño, y asimismo en la pronta inclusión de las empresas navales en la realización de los contratos estatales de defensa.

Para el reequipamiento de la Marina rusa se tiene previsto gastar entre 2011 y 2020 aproximadamente cuatro billones setecientos mil millones de rublos (más de ciento cincuenta mil millones de dólares). Entonces las modernizadas Fuerzas Navales de Rusia podrán responder a todas las amenazas y retos – afirman los expertos. 

Fuente:Lavozderusia

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué piensas de esto? Tus comentarios pueden ser anónimos o no, y serán muy agradecidos, por más corto que sean. Sé respetuoso.