martes, 20 de diciembre de 2011

New York: Exponen manuscrito más antiguo de los Diez Mandamientos


La Palabra de Dios es viva y eficaz y es eterna. Exodo 20

1 Y habló Dios todas estas palabras, diciendo:



2 Yo soy Jehová tu Dios, que te saqué de la tierra de Egipto, de casa de servidumbre.


3 No tendrás dioses ajenos delante de mí.


4 No te harás imagen, ni ninguna semejanza de lo que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra.


5 No te inclinarás a ellas, ni las honrarás; porque yo soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen,


6 y hago misericordia a millares, a los que me aman y guardan mis mandamientos.
7 No tomarás el nombre de Jehová tu Dios en vano; porque no dará por inocente Jehová al que tomare su nombre en vano.


8 Acuérdate del día de reposo[a] para santificarlo.


9 Seis días trabajarás, y harás toda tu obra;


10 mas el séptimo día es reposo[b] para Jehová tu Dios; no hagas en él obra alguna, tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu criada, ni tu bestia, ni tu extranjero que está dentro de tus puertas.


11 Porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, el mar, y todas las cosas que en ellos hay, y reposó en el séptimo día; por tanto, Jehová bendijo el día de reposo[c] y lo santificó.


12 Honra a tu padre y a tu madre, para que tus días se alarguen en la tierra que Jehová tu Dios te da.


13 No matarás.


14 No cometerás adulterio.


15 No hurtarás.


16 No hablarás contra tu prójimo falso testimonio.


17 No codiciarás la casa de tu prójimo, no codiciarás la mujer de tu prójimo, ni su siervo, ni su criada, ni su buey, ni su asno, ni cosa alguna de tu prójimo.

El manuscrito más antiguo de los Diez Mandamientos, está siendo expuesto en el Museo Discovery de New York. Dicho escrito, es un auténtico papiro confeccionado entre el año 150 y 100 antes de Cristo, está escrito en hebreo, tiene más de 2,000 años, mide alrededor de 45 centímetros de largo por 7 de ancho.
“Es un pergamino de material orgánico.
 
Esta es la tercera vez que sale de Israel. Estuvo en Toronto, Australia y ahora en Nueva York”, indicó a la AFP Tatiana Treiger, curadora de la Autoridad Israelí de Antigüedades (IAA, según sus siglas en inglés), en vísperas de la apertura de la muestra.


Este escrito antiguo forma parte de una muestra más amplia sobre los rollos del Mar Muerto, que incluye más de 500 artefactos cedidos por IAA.

El Museo Discovery de Nueva York, explicó en un comunicado que el documento fue descubierto específicamente en 1954 y es parte de una colección de más de 900 rollos encontrados a lo largo de los años 40 y 50 en unas cuevas de Qumram, situado cerca del Mar Muerto.

Es la primera vez que se expone en Nueva York este pergamino, que contiene fragmentos del libro de Deuteronomio, data de entre el año 50 y 1 a.C. y es uno de los dos únicos manuscritos antiguos con los Diez Mandamientos que se cree que existen actualmente y que valor consiste en cómo debe vivir una humanidad de fe en la sociedad.

El manuscrito de los Diez Mandamientos, posee un estado de conservación “excepcional” a pesar estar que está hecho de un material tan rompible como es la piel animal, muy vulnerable a la humedad, la luz y variaciones en la temperatura.

Lo único que no sabe de estos manuscritos es quien fue autor, aunque los estudiosos afirman que los Rollos del Mar Muerto fueron escritos por miembros de una secta que se dividió del Judaísmo y vivió en el desierto de Israel desde el siglo III a.C. hasta el año 68 d.C.

De cualquier manera el manuscrito está disponible para los norteamericanos y turistas que deseen verlo, el pergamino será exhibido hasta el 2 de enero próximo en el marco de la muestra “Los Rollos del Mar Muerto: Vida y fe en tiempos bíblicos”, que tiene lugar actualmente en Discovery Times Square, en Manhattan.
 
Fuente: Antesdelfin

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué piensas de esto? Tus comentarios pueden ser anónimos o no, y serán muy agradecidos, por más corto que sean. Sé respetuoso.