martes, 20 de diciembre de 2011

Medio Oriente: la guerra llevará a una catástrofe


Isaías 17:1-3 ; Jeremias 49:34-39

Sanciones, avión no pilotado, el Golfo de Ormuz. Hoy en día son sinónimos de una situación cada vez más caliente en torno a Irán.


Occidente acusa de todos los pecados a Teherán. Irán es acusado de estar preparando la guerra con cohetes nucleares, y para ello, supuestamente, está dispuesto a trasladar urgentemente sus centros nucleares.

A continuación ofrecemos lo que dice al respecto el director del Centro de estudios orientales de la Academia Diplomática del Ministerio del Exterior de Rusia Andréi Volodin.

Occidente está excitando la situación en torno a Irán, Siria, en la zona oriental del Mediterráneo. El objetivo es desviar la atención de la crisis en la economìa de EEUU y Europa. Por supuesto, para el establishement político norteamericano fue un golpe muy serio el aterrizaje del aparato no pilotado de inteligencia por la parte iraní. Pero según todas las leyes internacionales posibles este aparato pertenece a Irán.

Sea lo que fuere, EEUU forzaron a Irán a mostrar sus “dientes”. Esto es capaz de enfriar las cabezas calientes de aquellos generales que se proponen “intimidar” a Teherán ya que no pudieron lograrlo ni con Vietnam, ni con Iraq, ni con Afganistán. Andréi Volodin comenta al respecto:

En las relaciones entre EEUU e Irán está llegando el momento de la verdad. Muchos militares norteamericanos obviamente no quieren combatir con Irán, porque vislumbran los riesgos tecnomilitares y políticos. En el propio establishement de política exterior existen distintas opiniones. Por eso es aún prematuro afirmar que de un día a otro se desencadenará la guerra entre Irán y EEUU, y mucho menos de que ya se desencadenó.

Los analistas occidentales apresuran claramente los acontecimientos, al referirse a la guerra en Cercano Oriente. Podemos comprenderlos, pero no justificarlos: quieren lo antes posible meterle freno a Irán, afirma el experto del Instituto de estudios orientales Vladimir Sótnikov.

Los iraníes rechazan cualquier presión que ejercen contra ellos EEUU y sus aliados occidentales. Y están tomando las medidas capaces de asestar, realmente, picaduras sensibles. Una de ellas es la operación de cierre provisional del Golfo de Ormuz que Irán considera zona de sus intereses nacionales naturales. Pero no me excitaría tanto como los analistas occidentales y no afirmaría que esto será el inicio de la operación militar contra Irán. Para iniciar una operación militar en alianza con Israel o por su propia cuenta para EEUU es un momento muy desafortunado. Es poco probable que Barack Obama la autorice, porque ahora se inicia el fragor de la lucha electoral. Será la próxima administración la que tendrá que ordenar sus relaciones con Irán.

En la exacerbación de la tensión en torno a Irán, en particular, en la aplicación de nuevas sanciones de EEUU contra Teherán se encierra una singular intriga geopolítica, sostiene el politólogo Stanislav Tarasov.

Y nos aduce los siguientes detalles.

Justo ayer Barack Obama anunció la retirada del contingente estadounidense del territorio de Irak. Paralelamente presionan contra Irán. La retirada de tropas desde Irak puede acompañarse con conmociones en este país. Los expertos militares occidentales sospechan que pueden ocurrir sin ingerencia de Irán que está interesado en recuperar su influencia en este país.

Stanislav Tarasov no prevé y no predice el inicio de algunas operaciones bélicas en torno a Irán en el Golfo Pérsico. Lo más probable es que se refuerce la lucha política y diplomática, se adopten las sanciones más duras y se anuncien nuevas declaraciones del bloqueo del Golfo de Ormuz en respuesta. Las dos partes comprenden que las consecuencias de una eventual guerra en esta región que,lamentablemente, no se descarta, pueden resultar una catástrofe para EEUU y para todo el mundo.
 
Fuente: LaVozdeRusia

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué piensas de esto? Tus comentarios pueden ser anónimos o no, y serán muy agradecidos, por más corto que sean. Sé respetuoso.