lunes, 19 de diciembre de 2011

Irak y Corea del Norte: Se intensifican las perescuciones a la Iglesia


Dos eventos importantes esta semana han tomado lugar, primero la retirada total de las tropas de estadounidensenes y fin a la guerra de casi nueve años, y la muerte o asesinato (Estados Unidos estaba por firmar un acuerdo con Corea del Norte para abandonar su programa nuclear) del dictador coreano Kim Jong-Il y ahora su hijo de 30 años heredero del trono de la distania de persecución, hambre y muerte tomara las riendas del país. En Corea del Norte se adora a la distania Kim y es probable que con la muerte de su dios que cientos o miles se suiciden.

Ahora Irak caerá en las manos del regimen terrorista de Irán y se aumentará la persecución a los seguidores de Cristo y por el otro lado Kim Jong-Un tratará de demostrar que el es que manda poniendo más presión al pueblo de Dios en norcorea y su capacidad nuclear para extorcionar a Occidente.

Favor orar por nuestros hermanos en Cristo que son perseguidos y puestos en prisión por causa del evangelio de Jesús. Que el Señor les de la fortaleza para mantenerse firmes y fieles al Señor.

Tras el anuncio del fallecimiento del líder norcoreano, Kim Jong Il, la organización cristiana “Puertas Abiertas” hizo un llamado de oración por el país y los cristianos en sufrimiento que viven ahí.
“Hoy se marca un día significativo en la historia norcoreana”, dijo el Dr Carl Moeller, presidente de Puertas Abiertas en Estados Unidos. “Aunque este brutal dictador, responsable de tantas atrocidades, ha muerto, el futuro aún es incierto. Algunos especulan que su hijo Kim Jong-Un será igual de cruel con todos los opositores. Otros sugieren que puede ser más indulgente. Nosotros simplemente no sabemos el futuro de Corea del Norte, pero Dios sí”.

“Por eso es vital que los cristianos alrededor del mundo oren por Corea del Norte durante este período de transición. Oren específicamente por los valientes cristianos que viven en el país. Ellos temen que puedan enfrentar aún más sufrimiento. Se estima que unos 50.000 a 70.000 cristianos son mantenidos prisioneros en campamentos donde enfrentan un trato aún más horrible que el de otros prisioneros. Muchos mueren de hambre. La gente de Corea del Norte vive una pesadilla que nunca acaba”.
Durante los últimos nueve años, Corea del Norte ha estado en el primer lugar en la lista que publica Puertas Abiertas. La lista ubica a los primeros 50 países que son los peores perseguidores de cristianos. La lista de 2012 será publicada el 4 de enero próximo y se espera de Corea del Norte se mantenga en el primer lugar.
En Corea del Norte, cualquier tipo de adoración a otro que no sea el “Gran Líder” (Kim Il-Sung) y al “Supremo Líder” (Kim Jong-Il) es visto como traición. Los cristianos norcoreanos son a menudo arrestados, torturados e incluso asesinados por su fe en Jesucristo.

“Es muy poco probable que haya algún cambio en las políticas”, dijo Simon, el principal contacto de Puertas Abiertas en Corea del Norte. “Desde que Kim Jong-un se acercó al liderazgo, el país ha intensificado sus intentos de descubrir cualquier actividad religiosa. Ha habido más redadas en casas, más espías entrenados para infiltrar redes religiosas o humanitarias y un cristiano surcoreano fue asesinado en China por ayudar a los refugiados. Los cristianos temen lo que Kim Jong-Un es capaz de hacer. El hará cualquier cosa para mantener el poder”.

El hermano Simon agrega: “Corea del Norte es el primer país comunista en establecer una verdadera dinastía. El mandato ha sido transferido a la tercera generación, pero hay una gran diferencia con las sucesiones previas. Kim Il-Sung tenía el apoyo de todo el bloque comunista. Kim Jong-Il se preparó para su rol durante más de 20 años antes de asumir el poder. Kim Jong-Un fue designado como el próximo líder apenas en Octubre de 2010. El es joven e inexperto. Puede haber una lucha de poder, que el podría perder”.



Irak: Termina la guerra para EEUU, no para cristianos

El secretario de defensa de Estados Unidos, Leon Panetta, formalmente declaró el fin de nueve años de guerra en Irak el jueves en una ceremonia en Bagdad. Sin embargo, puede que eso no sea cierto para uno de los grupos minoritarios en Irak: los cristianos.

Todd Nettleton, portavoz de La Voz de los Mártires en Estados Unidos, dice que "la realidad es que ha habido ataques contra los creyentes mientras los estadounidenses estaban allá y habrá ataques contra los creyentes ahora que se han ido. Es simplemente una continuación de la persecución que los cristianos enfrentan en Irak de manera cotidiana".
En la transición, los creyentes esperan que haya libertad para seguir a Cristo. Nettleton afirma que ellos están ahí para ayudar: "Voz de los Mártires está directamente involucrado en los ministerio que equipan a la iglesia, particularmente para preparar a los cristianos que están haciendo evangelismo. Nosotros proveemos Biblias, proveemos otros materiales evangelísticos. También proveemos otras necesidades materiales para los cristianos, especialmente para aquellos que han sido desplazados por la violencia".
Como es el caso en muchos países musulmanes, en Irak los que se atreven a convertirse del Islam enfrentan persecución intensa y en unos casos, la muerte. Desde el inicio de la guerra en 2003, decenas de iglesias han sido bombardeadas, y los musulmanes radicales han matado o secuestrado a muchos creyentes.

En lo sucesivo, los 900.000 hombres y mujeres de las fuerzas iraquíes tendrán la dura tarea de ocuparse solos de la seguridad. Los insurgentes, en particular Al Qaida, aún cuando está debilitada, aún pueden provocar conflictos. En los hechos, sólo quedarán 157 soldados estadounidenses para proseguir el entrenamiento de las tropas iraquíes.

"Irak estará enfrentado a los desafíos de los terroristas y de los que tratarán de dividir al país, pero Estados Unidos está junto a los iraquíes", afirmó el jueves el secretario de Estado de defensa Leon Panetta.

Fuente: MundoCristiano.tv

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué piensas de esto? Tus comentarios pueden ser anónimos o no, y serán muy agradecidos, por más corto que sean. Sé respetuoso.