miércoles, 30 de noviembre de 2011

Multinacionales se preparan con planes de contigencia para el colpaso del euro

Cuando el director financiero de Novo Nordisk se reunió el pasado viernes con sus colegas de marketing, la conversación se movió mucho más allá de la discusión habitual sobre las ventas y el rendimiento. Jesper Brandgaard hizo una sencilla pregunta de gran alcance: ¿cómo fijaría la empresa los precios de dos nuevos productos clave de insulina si el euro se derrumba? Es solo un ejemplo, pero lo cierto es que las empresas se están moviendo para preparar planes de choque en caso de una eventual ruptura de la divisa europea ante la grave crisis económica y de liderazgo político que atraviesa la eurozona.


La firma danesa, el mayor fabricante del mundo de este medicamento para el tratamiento de la diabetes, se encuentra fuera de la zona euro, pero vende en ella. Es una pregunta que tiene eco -en varias formas- en las salas de los consejos de bancos, casas de bolsa, firmas comerciales, despachos de abogados y los principales fabricantes del mundo.

"Es difícil hacer planes detallados, pero tenemos que pensar en cómo le iría a nuestra estrategia de precios si hubiera un repentino desmantelamiento del euro", dijo a Reuters, Brandgaard. "¿Cómo podemos evitar caer en una trampa? Esta es la primera vez que he hecho una pregunta así. Es un tema que está cada vez más en el radar".

En el caso de los productos en cuestión (Degludec y DegludecPlus, dos insulinas de acción prolongada), Novo Nordisk tiene el tiempo a su favor. Los nuevos fármacos todavía están recorriendo su camino a través del proceso regulatorio de aprobación y probablemente no llegarán al mercado hasta finales de 2012.

Prepararse para la ruptura de la moneda única de los 17 países del euro no es fácil. Al igual que muchos líderes empresariales, Brandgaard ve una ruptura de la Unión Monetaria como un fenómeno posible, aunque aún no probable, pero las probabilidades van en aumento. En una encuesta realizada por Reuters el 23 de noviembre, 14 de 20 economistas consultados dijeron que la moneda única no iba a sobrevivir en su forma actual y las empresas están empezando a prepararse para el peor escenario posible.

Martin Sorrell, jefe de WPP, la mayor agencia de publicidad del mundo, resume su inquietud. "La complejidad de la situación provoca un miedo atroz y es tan complicado que es la última cosa en el mundo que uno quiere que suceda", dijo Sorrell el lunes. "Pero la respuesta más honesta es, como para todo el mundo, intentarlo y preparar un plan de contingencia para cualquier ruptura de la zona euro".

Favor seguir leyendo aquí

Fuente: Rafaela/Elarrebatamiento

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué piensas de esto? Tus comentarios pueden ser anónimos o no, y serán muy agradecidos, por más corto que sean. Sé respetuoso.