sábado, 19 de noviembre de 2011

Clinton: Asad está acabado

Isaias 17:1-3

Rusia ha advertido a EUA y la OTAN que no intervengan en Siria o sino tendran consecuencias.

La secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, afirmó que cree posible una guerra civil en Siria.

"Creo que podría haber una guerra civil con una oposición muy centrada, bien armada y que con el tiempo estará bien financiada, y que está, si no dirigida, ciertamente influida por desertores del Ejército", dijo Clinton.


"Odiamos ver esta situación porque estamos a favor de una protesta pacífica y una oposición no violenta. Pero la forma en la que el régimen de (Bashar Al) Asad ha respondido ha provocado que la gente levante las armas contra ellos", agregó la secretaria de Estado.



El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, aseguró el jueves en Moscú que la situación en Siria "ya se parece totalmente a una auténtica guerra civil".



Desde Bali, donde asiste a la cumbre del foro Asia Oriental, Clinton presentó una radiografía más grave de la oposición siria, a la que ve "bien armada y preparada para actuar contra el Gobierno".



Ante ese escenario, consideró, el liderazgo clave es el que proviene de los actores regionales, en especial la Liga Árabe y Turquía, y no tanto de Estados Unidos.

"Lo que ha hecho la Liga Árabe, lo que ha dicho Turquía, tiene un peso mucho mayor en las opiniones dentro del Gobierno y de la sociedad sirios que lo que podamos decir los que estamos bastante lejos", indicó.

La jefa de la diplomacia estadounidense volvió a descartar la idea de una intervención militar similar a la llevada a cabo en Libia, cuya situación era "única" y no puede aplicarse a Damasco.

"Siria tiene su propio ritmo, y lo que ha hecho la Liga Árabe es una señal inconfundible a Asad que le dice: 'estás acabado'", afirmó.

La organización panárabe ha suspendido a Siria entre sus miembros y anunció el jueves un ultimátum de tres días a Damasco para detener la violencia y recibir a observadores árabes sobre el terreno.

En caso de no responder a las peticiones de la Liga Árabe antes del nuevo plazo, Siria podría enfrentarse a nuevas sanciones por parte de sus vecinos árabes, que no descartan presentar una queja formal ante la ONU.

La represión ha dejado en Siria más de 3.500 muertos desde el comienzo de las revueltas a mediados de marzo pasado, según las últimas cifras facilitadas por Naciones Unidas.

Fuente: EFE / Aurora

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué piensas de esto? Tus comentarios pueden ser anónimos o no, y serán muy agradecidos, por más corto que sean. Sé respetuoso.