sábado, 17 de septiembre de 2011

Pastor, ¿Habrá un rapto parcial?

Para estar seguro que nos vamos en el Rapto - Arrebatamiento de la Iglesia de Jesucristo. Andar en SANTIDAD.

Hay algunos creyentes que sostienen que sólo los cristianos fieles serán tomadas en el rapto, con los cristianos infieles permaneciendo en la tierra para sufrir todos los castigos y desastres naturales de la Gran Tribulación. El problema es que la Biblia no apoya este concepto. Los pasajes que describen el rapto (1 Corintios 15:50-57, 1 Tesalonicenses 4:13-18), definitivamente parece que se aplican universalmente a todos los cristianos, maduros e inmaduros, fieles y rebeldes. Versos como Romanos 8:1 y 1 Tesalonicenses 5:9 nos dicen que Dios no derrama su ira contra los cristianos. No hay ninguna evidencia bíblica alguna para un rapto parcial. Cada creyente será llevado al cielo en el Rapto. No creo que para Dios haya "creyentes" "light" o creyentes "santos", como tantos insisten en subdividirse, división en que especialmente los "cristianos santos" insisten. Para Dios, o se es creyente, nacido de nuevo y redimido, o no se es creyente en lo absoluto.

La parábola de Jesús de las diez vírgenes en Mateo 25:1-13 ha sido para algunos una "prueba" de un rapto parcial. Sin embargo, las cinco vírgenes cuyas lámparas no tienen gas no son un símbolo de los creyentes dejados atrás, sino que está describiendo los incrédulos que definitivamente serán dejados atrás. La clave está en el versículo 12 donde Jesús dice a los que se quedan: "Nunca os conocí." Aquellos a quienes Jesús conocee son los creyentes en Él. A los que no conoce, nunca fueron nada.


El elemento esencial de la parábola es el aceite de las lámparas. El aceite es símbolo del Espíritu Santo. Aquellos que tienen el Espíritu Santo que habita en sus corazones serán tomados en el rapto porque son verdaderamente cristianos. Los que profesan la fe en Cristo, pero que no poseen su Espíritu, se quedará atrás y créame que hay suficiente gente adentro y fuera de la Iglesia de Cristo negando que el Espíritu Santo es Dios, negando que el Espíritu santo es necesario en la vida del creyente, y hasta acusando al creyente pentecostal de estar "bajo la influencia demoníaca" cuando mostramos los dones del Espíritu, tales como hablar en lenguas, orar por los enfermos, echar fuera demonios, o sea, hacer señales.

La lección para nosotros es estar preparados porque Cristo viene de nuevo por los suyos y vendrá "como ladrón en la noche" (1 Tesalonicenses 5:04), de repente, inesperadamente y sin previo aviso. Sólo aquellos cuyas lámparas (de corazones) contienen aceite (el Espíritu Santo) serán tomados. El resto, independientemente de su profesión, afiliación, color, estado social, grupo religioso, etc., se quedará atrás.

Hoy es el día de la salvación (2 Corintios 6:2), y si hay alguien que no conoce al Salvador, no se atreva a rechazar este momento.

Fuente: AntesdelFin


4 LEYES ESPIRITUALES

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué piensas de esto? Tus comentarios pueden ser anónimos o no, y serán muy agradecidos, por más corto que sean. Sé respetuoso.