martes, 6 de septiembre de 2011

La silla que anhelan los palestinos va rumbo a Nueva York


El mundo contra el Estado de Israel. Favor orar por la Paz de Jerusalem.

La silla hará escalas en Beirut, Doha, Moscú, París, Bruselas, Madrid y Londres antes de arribar en Nueva York.


Una silla hecha en los territorios palestinos viajará por Europa y Medio Oriente durante las próximas dos semanas y concluirá su periplo en Nueva York, en la sede de Naciones Unidas.

Se trata de algo más que la gira internacional de un mueble tapizado por artesanos locales.

Es semejante a los asientos azules que usan los delegados de los países miembros de pleno derecho de la ONU y simboliza la aspiración de que Palestina sea admitida en una votación el 20 de septiembre como un Estado más de la organización, el número 194.

La llamada silla volante partió este lunes de la tumba del histórico líder Yasser Arafat en Ramala.

Su primer destino será Beirut, la capital de Líbano, que ostenta la presidencia del Consejo de Seguridad.

Más tarde será transportada a Doha, capital de Qatar, país que preside la Asamblea General, y después a Moscú, París, Bruselas, Madrid, Londres para arribar finalmente en Nueva York.

Durante meses, los líderes palestinos han estado viajando por el mundo para recabar apoyos a su elevación de categoría en la ONU, de tener un mero estatuto de observador a ser un Estado miembro con pleno derecho.

La obtención de ese estatus podría tener consecuencias políticas, como por ejemplo la posibilidad de que los líderes palestinos acudan a los tribunales internacionales para acabar con la ocupación militar de Israel.
A favor y en contra

La llamada silla volante partió este lunes de la tumba del histórico líder Yasir Arafat.

Israel se opone rotundamente a las intenciones palestinas a las que califica de movimiento unilateral y repone que los palestinos deberían volver a la mesa de negociación, a pesar de que durante dos décadas de diálogo intermitente no se ha llegado a un acuerdo de paz.

Los israelíes cuentan con el apoyo de su estrecho aliado, Estados Unidos, que tiene poder de veto en el Consejo de Seguridad.

Esto es clave porque el proceso de reconocimiento comienza precisamente con una votación de los 15 miembros del Consejo, por la que someterían la cuestión a la Asamblea General.

Esa segunda votación de los 193 miembros de la Asamblea podría celebrarse el martes 20 de septiembre y sería necesaria una aprobación por mayoría de dos tercios, es decir, 128 votos.

Actualmente, 122 países reconocen al estado palestino pero la Autoridad Nacional Palestina afirma que podría conseguir el respaldo de hasta 150.

Los palestinos esperan un fuerte respaldo -posiblemente unánime- de África, Asia, América Latina y los países árabes.

También confían en convencer a Estados Unidos para que se abstenga en la primera votación, la del Consejo de Seguridad.

Sin embargo, el corresponsal de la BBC en Ramala, Jon Donnison, informa que en estos días está teniendo lugar una ofensiva diplomática, tanto estadounidense como europea, para que sean los palestinos los que desistan de su posición y vuelvan a la mesa de negociación con los israelíes.

Solo cuentan con dos semanas para persuadirlos. Para entonces, los palestinos ya tendrían su asiento, simbólico o auténtico, en Nueva York.

Fuente: BBCMundo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué piensas de esto? Tus comentarios pueden ser anónimos o no, y serán muy agradecidos, por más corto que sean. Sé respetuoso.