viernes, 16 de septiembre de 2011

Estados Unidos, Europa y Japón inundan de dólares los mercados


Hace tres años fue el colapso de casa de valores Leham Brothers y el inicio del gran pánico de 2008, luego tres años más tarde los bancos centrales del mundo deciden inyectar dólares al sistema bancario de europa que esta colapasado, será que están evitando lo inevitable de la Gran Depresión del siglo y el inicio del Nuevo Orden Mundial en los Estados Unidos de Europa y luego el resto del mundo?.

En una medida excepcional, que busca provocar confianza en los mercados, los cinco principales Bancos Centrales del planeta anunciaron ayer una acción conjunta para inyectar liquidez en dólares en los mercados y así frenar una mayor inestabilidad financiera de la que por estas horas sacude a la eurozona y amenaza a la economía global.


Ayer, al anunciar la medida, el Banco Central Europeo (BCE) informó que coordinará la operación con la Reserva Federal de Estados Unidos, el Banco de Inglaterra, el Banco de Japón y el Banco Nacional Suizo (BNS).

La decisión provocó un shock de optimismo en todos las plazas bursátiles . Las Bolsas europeas cerraron con alzas de más del 3%; en Wall Street, el Dow Jones remontó 1.66%; la cotización del euro subió y terminó cerrando a 1,384 dólares. Hasta el valor del petróleo trepó 2,72 dólares, para cotizar a 113,12 el barril en Londres.

El operativo confianza lanzado por los gobiernos estadounidenses y europeos intenta reforzar la capitalización del sector bancario, cubriendo sus necesidades de dólares en los próximos meses, ante los crecientes problemas de crédito que están encontrando las entidades financieras. Muchas de ellas han tenido problemas para obtener prestamos entre sí debido al riesgo de la composición de sus carteras, comprometidas con bonos de estados en problemas.

Concretamente, los Bancos Centrales pondrán ahora a disposición de los bancos todos los dólares que necesiten, a cambio de ciertas garantías –pueden ser en bonos u otros valores– y a un plazo de tres meses. Pero lo más importante es que las operaciones serán por un volumen ilimitado y a tasa fija . Esto se concretará a través de subastas de dólares que se efectuarán en tres fechas ya previstas: 12 de octubre, 9 de noviembre y una última el 7 de diciembre.

Un primer detalle. Hasta el momento, los préstamos eran a una semana. Al otorgarlos ahora a tres meses, los Bancos Centrales están proporcionando la seguridad de que las entidades en dificultades podrán responder a cualquier inquietud que se presente.

Los bancos europeos vienen sufriendo caídas en sus acciones y algunos tuvieron serios problemas para obtener préstamos de parte de sus pares norteamericanos, quienes se niegan a concederles dólares por temor a una sobre exposición de sus competidores del viejo mundo a la crisis griega. Este, naturalmente, no es un tema menor: la aguda escasez de dólares fue una característica de la crisis que siguió al colapso de Lehman Brothers en 2008.

El esfuerzo coordinado que se lanzó ahora busca impedir que la crisis de deuda en Europa, particularmente en países con economías más débiles como Grecia, Portugal e Irlanda, haga descarrilar el repunte de la economía mundial y provoque una recesión con efecto dominó.

El presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, dijo que ahora hay que “asegurar la ejecución de las medidas” y para eso se necesita “más resolución por parte de las autoridades y lucidez por parte del sector privado”.

No es la primera vez que los bancos centrales actúan en forma coordinada. Una intervención técnica similar adoptaron en 2008 y 2010, aunque de ninguna manera se llegó a la dimensión de facilidades crediticias que se están registrando en esta ocasión. Basta con tener en cuenta que ahora se comprometen a otorgar dólares en forma ilimitada, quebrando así cualquier incertidumbre en los mercados.

Otro dato pone blanco sobre negro el marco en que se inserta esta medida extraordinaria. La economía de los 17 socios de la zona euro se estancará en el último trimestre del año y sólo crecerá un 0,1 por ciento, según las previsiones que dio a conocer la propia Comisión Europea. “Las perspectivas para la economía europea se han deteriorado”, admitió el comisario de Asuntos Económicos de la UE, Olli Rehn. Esta circunstancia demuestra que es sumamente difícil que Europa salga de la grave crisis en el corto plazo.

Lorenzo Bini Smaghi, miembro del Banco Central Europeo, fue claro al señalar que “ sería un error dejar a los países a merced de los mercados financieros , ya que no están funcionando adecuadamente”. Pero más contundente fue la directora gerente del Fondo Monetario, Christine Lagarde, al hablar en Washington: “Este no es momento para dar marcha atrás, ni para tomar medidas timoratas. Se trata de estar juntos y actuar juntos. Ese es el mensaje más importante”.

Fuente: Clarin

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué piensas de esto? Tus comentarios pueden ser anónimos o no, y serán muy agradecidos, por más corto que sean. Sé respetuoso.