sábado, 10 de septiembre de 2011

Caen las Bolsas de Valores en todo el mundo


Hageo 2:6-7  Hace tres años la crisis empezo en Estados Unidos ahora es en Europa.

La crisis global retumbó como pocas veces ayer en Italia y España después de que las bolsas europeas se hundieron más de un 4% en promedio tras la renuncia del economista jefe del Banco Central Europeo (BCE), el alemán Jürgen Stark –lo que dramatizó las luchas internas de la institución madre del euro–, y ante rumores desmentidos por Grecia de que Atenas planeaba anunciar una suspensión de pagos de su deuda. También la caída arrastró a Wall Street, que cerró con una pérdida del 2,7%.


Stark dimitió oficialmente “por razones personales”, pero en realidad se debe a que es el líder de los “halcones” que, dentro de la dirección del banco central con sede en Frankfurt, se oponen a continuar la compra de títulos públicos de Italia y España para salvar a estos dos países en dificultades.

Las bolsas europeas habían comenzado a la baja la jornada empujadas por las pérdidas de Wall Strett, dominada por el escepticismo tras el anuncio de las medidas por US$ 477 mil millones planteadas ante el Congreso el último jueves por el presidente Barack Obama para reactivar la economía dando una fuerte inyección a los consumos populares.

El sector bancario europeo vivió una jornada pésima , dando una robusta consistencia a las pérdidas. Al cierre, Milán registró una caída de casi el 5% (4,93%), Madrid el 4,4%, Frankfurt se desmoronó el 4,04%, París el 3,60% y Londres contuvo la baja al 2,35%. En Milán, el principal banco italiano, Unicredit, cayó el 8,22%; Intesa San Pablo, el segundo, un 8,09%; y el Banco Popular, el 8,14%. En París, la Societé Generale se derrumbó un 10,58% y el Credit Agricole el 7,77%.

En España, el Banco Santander, primero por capitalización de los 17 países de la Eurozona, bajó el 8,22%; y el Banco Bilbao, el 6,62%.

El presidente del BCE, Jean Claude Trichet, dijo que la dimisión “por razones personales” de Stark lo alejarían de su cargo a fin de año. Para sustituirlo se habla del subsecretario de Finanzas alemán, Joerg Asmussen. El euro acusó también el golpe de la dimisión de Stark y bajó a 1,36 dólares por unidad.
Mientras la crisis española está políticamente orientada a las elecciones generales, con una previsión de triunfo de la oposición conservadora, en Italia la crisis política vive momentos dramático s por la negativa cerrada del premier Silvio Berlusconi de dar el “paso atrás”, con que lo presionan hasta dirigentes de su propio partido.

Italia, un país estancado que va hacia la recesión, fue el que más sufrió el anuncio de la dimisión del jefe economista del Banco Central europeo por su oposición a comprar más de los 22 mil millones de euros de títulos italianos adquiridos por el BCE desde el 8 de agosto. Esta coyuntura se refleja en los números. La tasa de riesgo española, que hasta hace poco era más alta que la italiana, fue hoy de 3,36% con respecto a los bonos alemanes, que cada día pagan menos intereses porque todos los quieren. Los bonos a diez años italianos llegaron hoy a 371 para cerrar a 3,58% de tasa de riesgo que se agrega a la cotización de los papeles de deuda alemanes, por lo que arriban casi al 5,60% de rendimiento anual.

También en los CDS –los contratos de seguro contra riesgos de insolvencia– Italia luce una performance inferior a España. Ayer cerró a 4,39%, mientras que España registró 3,92%. Portugal paga el 10,75%.

Pero fue Grecia la que batió ayer otro record . Los seguros helénicos llegaron casi al 30% de interés. Es cada día más difícil el salvataje de Atenas. La dimisión de Stark puso al descubierto las luchas internas en el BCE por la crisis de la deuda. Según muchos analistas, las disputas se han acelerado por lo que muchos consideran inevitable e inminente: la restructuración de la deuda helena . Ayer hubo incluso rumores, desmentidos por Atenas, de que estaba pronta a declarar el default y salir de la zona euro.

De hecho, Grecia no puede pagar y la restructuración implica en realidad una declaración de insolvencia. Ayer se supo que Alemania prepara planes para sostener a los bancos y compañías de seguros germanas si Atenas entra en default. El plan contempla la hipótesis de pérdidas del 50% del valor de los títulos públicos griegos y medidas para recapitalizar a los bancos germanos. El problema es que la crisis con el “default” helénico puede hacerse indomable. El ministro de Finanzas germano, Wolfgang Schäuble, reconoció hace tres días, en una sesión a puertas cerradas del Parlamento alemán en Berlín, que Grecia está “en el filo de la navaja”.

Fuente: Clarin

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué piensas de esto? Tus comentarios pueden ser anónimos o no, y serán muy agradecidos, por más corto que sean. Sé respetuoso.